Cambiar Gratix: Trueques e intercambios en Gratix

El cambio en Gratix

El lema de Gratix es “Desea. Regala. Cambia”. Que cierre con “Cambia” no es casual: cuando cambias tus hábitos, poco a poco vas cambiando y te conviertes en una persona más alineada con tus principios. Pero también contribuyes a producir el cambio a tu alrededor y cambiar el mundo: cambiando tu mundo cambias el mundo. Al impulsar una economía circular que no genera residuos, empiezas a cambiar: el mundo, tu forma de vida; tú mismo. 

Algunos nos habéis dicho que por “cambia” entendéis algo más y queréis utilizar Gratix como plataforma de intercambio. Pensar en Gratix como un lugar para hacer intercambios o trueques es una buena idea, pero limita las posibilidades que ofrece Gratix.

Arrancando de que Gratix se basa en la filosofía de “a quien hace cosas buenas, le pasan cosas buenas”, ser parte de nuestra comunidad implica estar listo a regalar desinteresadamente, sin recibir algo a cambio de forma inmediata, aunque al final pueda «salir a cuenta». En ese sentido podría decirse que todos estamos haciendo trueques o intercambios en diferido entre nosotros, sin necesidad de que ocurran uno a uno, mejorando y ampliando las posibilidades sobre el concepto tradicional de trueque o permuta

Pero ello no limita que cuando regales algo aproveches para pedirle algo a la otra persona que ya estuviese compartiendo. Cruzarse con alguien que ve nuestros regalos como deseos y que nosotros vemos sus regalos como cosas que necesitamos no es tan difícil. Sólo hay que conocer algunos trucos para lograrlo con éxito. “Cambia” no es sólo “cambiar con Gratix”, también puede ser “cambiar en Gratix”.

Trueque en diferido

Gratix está pensado para que puedas desear las cosas que necesitas y regalar lo que ya no usas. De esta manera, si una persona precisa algo que tú tienes, se lo puedes regalar sin recibir nada a cambio. Así, cuando tú pidas algo, facilitarás que suceda lo mismo. Si Gratix estuviera planteado como un trueque tradicional, cada vez que pidieses algo, tendrías que coincidir con alguien que necesite algo que tienes, siendo mucho menos probable que suceda esta situación. Por otro lado, el intercambio implica dar y recibir algo, cuando hay veces que no necesitas nada, pero quieres darle una segunda vida a las cosas que ya no necesitas. 

De alguna forma, lo que Gratix permite es un trueque en diferido en el que al ir regalando y ganando karma, se aumentan las opciones para conseguir cosas cuándo las necesitamos. Gratix permite hacer trueque con toda la humanidad más que persona a persona.

Ello amplía las opciones de lograr «match» con muchas más personas (superando la limitación de tener que encontrar a alguien con necesidades y ofertas complementarias) y en el tiempo (a veces necesitamos cosas cuando no tenemos nada que ofrecer, y al revés). No resulta tan inmediato, pero en el largo plazo puede salir mucho a cuenta y tiene mucho más poder multiplicador entre todos.

Intercambiar en Gratix

En muchos casos, Gratix también facilita practicar el trueque al estilo tradicional entre 2 personas, como muchos usuarios ya están haciendo. Si da la casualidad de que tus regalos coinciden con los deseos del otro y viceversa, nada impide aprovechar la oportunidad: en un mismo encuentro puedes conseguir lo que quieras a la vez que hacer feliz a quien te lo regala, algo que resulta muy práctico, y es una experiencia que hace sentir bien por doble partida.

En Gratix no disponemos de un botón de ‘Intercambiar’ o algo por el estilo, pero aquellos que preparan el terreno de forma adecuada encuentran oportunidades de trueque directo sin necesidad de condicionar sus regalos.

Es tan sencillo como subir un número de regalos y deseos suficientemente amplio para que cualquiera que visite nuestro perfil entienda qué necesitamos y qué nos puede pedir y ofrecer. Si alguien está interesado en tus regalos y ve que puede ayudarte a cumplir uno de tus deseos, te podrá hacer una oferta en paralelo a la petición. Ello también aumentará sus opciones para que le elijas comparado a alguien que no.

Regalos y deseos, la pista para que surjan cambios

Hemos visto muchísimos casos en Gratix donde ha sido así, sin regateos y con mucha generosidad: un libro deseado al que le regalaba un mueble, un cable difícil de encontrar al recibir la hamaca de sus sueños, un móvil por sorpresa al que ya le había reservado una maqueta de un velero. Es así de sencillo, y ocurre todos los días en algún chat, completar la aceptación del regalo con frases tan sencillas como «Si hay algo en mi perfil que te guste podriamos hacer un intercambio».

Si alguien quiere tu regalo y ve que puede cumplir tu deseo, en la mayor parte de los casos lo intentará. Sólo necesita que se lo facilites compartiendo tantos regalos y deseos como puedas. Si tienes deseos, asegúrate que los compartes junto a las cosas que regalas. El que te pida tu regalo tratará de cumplir tu deseo si es posible. 

Esta publicación NO es correcta: Si tu regalo habla directamente de un intercambio y no un regalo, cambialo y evita que dé la impresión de que sólo quieres algo a cambio.

Esto no justifica condicionar un regalo a cumplir un deseo concreto. En Gratix, cualquier regalo que subas supone que estás dispuesto a dárselo gratis a quien te parezca que lo necesite. Posiblemente alguien te compense y cumpla tu deseo de la misma forma. Si ya no necesitas esa bicicleta y quieres cambiarla por unos patines, publicalos como regalo y deseo separados, sin condicionar el uno al otro. Tus probabilidades de conseguirlos aumentarán. Evita pedir «cambio» o condicionar tu regalo a un trueque concreto, y si lo has hecho cámbialo.

Así se puede hacer trueque directo en Gratix: publica tantos regalos y deseos como tengas y las posibilidades se multiplicarán. Pero no pidas u ofrezcas algo a cambio por tus regalos o deseos: por definición todo en Gratix es gratis pero al final decides tú. Si alguien conoce tus deseos, seguramente te los ofrecerá al pedir tus regalos y así podréis cambiar en Gratix.

Si subes regalos y deseos, tendrás muchas más posibilidades de intercambiar con otros usuarios.

Los grupos en Gratix, una herramienta para intercambiar

Si tienes una pasión, y es realmente lo único que te interesa en Gratix, aprovecha los grupos. Ahí encontrarás a las personas con aficiones y hobbies en común, por lo que las opciones de intercambio son mucho más altas. Si entras en un grupo, piensa qué puedes aportar. Compartir lo que ya no se usa con quién compartes pasiones está muy bien, siempre que la otra persona lo haga. Lo mismo ocurre en los grupos privados con gente con la que compartes colegio o comunidad de vecinos. Por naturaleza, los grupos incitan al intercambio, entre personas que muestren reciprocidad.

Los grupos reúnen a personas con las mismas aficiones que tú, de esta forma si te encantan las plantas y las labores de jardinería, puedes unirte al grupo de “Jardinería 🌿💐”, regalar la regadera que llevas años sin usar y que te regalen ese aloe variegata que llevas tiempo pensando en comprar. Si has acabado de hacer un jersey y te sobró lana roja, pero necesitas azul, busca en el grupo de “Punto, crochet, manualidades, costuras…”, ¡lo más probable es que haya gente como tú! De esta manera, los grupos temáticos te facilitan encontrar a gente con tus mismos gustos, dispuestas a intercambiar las cosas que ya no utilizan, incluso puede ser el inicio de una bonita amistad.

De esta forma, al entrar a un grupo, cuantos más regalos y deseos publiques, más posibilidades de que gente como tú los necesiten o te los cumplan. Y la generosidad es contagiosa. En los grupos que más se comparte, más intercambios se producen.

Cambiar está en tu mano

¡Tú decides cuándo quieres cambiar en Gratix! Aunque no sea inmediato, cuantos más regalos y deseos subas, más fácil te resultará. Y en algunos casos hasta podrá ser inmediato, pero siempre desde la sostenibilidad y la responsabilidad.

Y si aún no te has bajado Gratix, puedes probarla en tu iPhone o en tu móvil Android.