Historias de solidaridad frente al coronavirus

Acciones solidarias en tiempos difíciles 

La solidaridad en la que se basa Gratix como plataforma de ayuda recíproca es un valor aún más importante en situaciones como la emergencia sanitaria y humana que estamos viviendo causada por el coronavirus. Una comunidad que se apoya en los momentos difíciles, se hace más fuerte. Pero a veces el reto es ayudar cuando uno no sabe cómo. Para facilitarlo, creamos la categoría Acciones en Gratix, para que puedas no sólo regalar cosas sino también tu tiempo y que compartas tu acción solidaria durante la cuarentena

Desde Gratix queremos agradecer la solidaridad de aquellos que han compartido su acción y ofrecido su tiempo para ayudar a los demás y hacer más fáciles estas semanas de confinamiento. La solidaridad de todos ha hecho que, pese a estar separados, nos podamos sentir más cerca que nunca.

Como homenaje, queríamos compartir contigo algunas de las historias de solidaridad y generosidad que han sucedido en Gratix mientras pasábamos largas horas sin salir de casa. Te pueden servir de inspiración y ser la siguiente historia que contar. Si puedes ayudar, ¿a qué esperas para publicar tu acción solidaria

Mascarillas solidarias para combatir el virus 

Dada la situación de emergencia del COVID-19 y la escasez de material, varias personas lanzaron su acción solidaria para ayudar a afrontar la crisis sanitaria con la elaboración de mascarillas y viseras. 

Por ejemplo María, que, al tener dos impresoras 3D en casa, no dudó en ponerse manos a la obra para imprimir máscaras protectoras y regalarlas a quién las necesitase. Después de haber completado 30, y ante la dificultad para conseguir más acetato, se decidió por publicar un deseo en Gratix. 

Para su sorpresa, ahí estaba Lucía, que no tardó en ofrecerle su regalo y cumplir su deseo, haciéndole llegar los acetatos usando nuestro sistema de envíos, que de forma solidaria, sigue operando con protocolos preparados contra contagios de coronavirus.

acetato para máscaras protectoras
María publicó su primer deseo solidario y Lucía se lo cumplió regalándole el acetato que necesitaba

La solidaridad no conoce distancias, así que esto hizo posible que Lucía entregase el material a María sin necesidad de salir de casa. 

Otro “ángel” de Gratix es Nora Nuñez, que, al igual que María, ayudó desde casa fabricando “viseras en 3D y PCV para quien lo necesite. Estamos donándolas a hospitales, pero también a gente que las necesite”. Nora las publicó en Gratix para darles visibilidad y que quienes las necesitaran pudiesen también solicitarlas a través de la app, como de hecho ha ocurrido. 

viseras de acetato
Las viseras solidarias de Nora

¿Quieres contribuir a ayudar a otros héroes como ellas? Entre los deseos de Gratix puedes encontrar más. Por ejemplo, Ignacio, que está buscando adaptadores para respiradores, o Estefanía, que busca voluntarios y material para confeccionar mascarillas en su zona.

La tecnología permite a cualquiera ayudar desde casa 

La tecnología y la comunicación en directo, a través de nuestros móviles y ordenadores, han logrado no solo mantenernos en contacto con nuestros seres queridos, sino también permitir a cualquiera ayudar desde su casa, sin que importe la distancia.

Dada la situación de colapso sanitario y la razonable cautela a la hora de acercarse a un centro de salud o incluso «entorpecer» a los sanitarios ocupados en casos graves, el poder contar con una primera opinión ante síntomas leves no sólo es una ayuda para el que los tiene, sino para todos, al evitar posibles contagios y distracciones en la primera línea de batalla contra el coronavirus.

En ese sentido, iniciativas como la de Javier, ofreciéndose a resolver dudas como enfermero, o Sergi, que tras haber superado el COVID-19, ofrece su experiencia a quien pueda serle de ayuda, son ejemplos admirables de solidaridad y generosidad.

solidaridad, resolver dudas sobre el covid19
Envíales un mensaje a Javier y Sergi, estarán encantados de responderte

La tecnología hace más llevadera la cuarentena

Pero la ayuda a distancia no se limita a casos de salud, sino también a un abanico más amplio de necesidades derivadas del internamiento, como que sigamos activos desde casa y evitar el sedentarismo durante la cuarentena.

La tabla de acondicionamiento de Elena ha sido clave para las personas que se la han solicitado en Gratix para seguir realizando actividad física y sumarse al #yoentrenoencasa. La máxima de la acción solidaria de Elena es “sentirnos bien y positivos a través del deporte”.  Si hasta ahora habías puesto excusas para empezar a hacer deporte, todavía estás a tiempo de empezar a moverte con la tabla de Elena.

historias solidarias
Elena te ayuda a entrenar en casa con tu tabla

Pero hay muchas más formas de recibir ayuda sin moverte de casa. Es normal que con la situación tan complicada que vivimos, los días en casa se puedan hacer cuesta arriba y algo duros, sobre todo si estás viviendo solo el confinamiento. Si necesitas ayuda para controlar la ansiedad o alguien que te escuche, Ana, licenciada en psicología, ofrece su apoyo “tanto para afrontar situaciones excepcionales como para manejar la propia ansiedad. A veces, simplemente entender lo que nos pasa ayuda más que nada.”

¿Te vendrían bien sus consejos? No le des más vueltas, solicita su ayuda escribiendo en el buscador de regalos «Apoyo psicológico».

Educación a distancia 

Los estudiantes has visto como su actividad académica se veía afectada por las estrictas medidas de confinamiento. Por ello, han tenido que adaptar sus estudios y tareas apoyándose en la tecnología a lo largo de la cuarentena.

Ante los retos del aprendizaje a distancia, un buen número de personas se han ofrecido de apoyo a varios estudiantes para resolver sus dudas en las materias que conocen. Incluso hay personas como Sandra que te ayudan con el inglés para que lo repases durante la cuarentena, o Ricardo, que entre sus diferentes especialidades te ofrece clases de dibujo técnico.

Buenos ejemplos de esta solidaridad educativa que nos deja historias maravillosas, son los de Pablo, graduado en química, y Pilar, graduada en biotecnología y apasionada de las matemáticas. Ambos ofrecieron su apoyo online a todo aquel que solicitara su ayuda a través del chat de Gratix. Mientras que Pablo ha resuelto dudas con problemas de química, Pilar ofrecía corregir ejercicios de matemáticas ayudándose de videos y fotos. 

clases online, acciones solidarias
Agradecer y dar las gracias es la mejor parte

Solidaridad entre vecinos 

Otros muchos se han sumado a ayudar a hacer la compra a personas de riesgo que no pueden salir de casa, contribuyendo con su labor social a reducir el riesgo de contagio de las personas que solicitan su ayuda, y favoreciendo a que la situación de aislamiento no suponga un problema mayor para ellos. Estos ejemplos de solidaridad son fáciles de localizar buscando los regalos y deseos más cercanos en el Descubre dentro de la categoría de Acciones.

En estos tiempos de solidaridad, puedes estar conectado con tu barrio y ofrecer ayuda a tus vecinos. Landi quería aportar su granito de arena y nos ha dejado mensajes como este: “quiero ayudar a personas mayores, vulnerables ante el aislamiento, a realizar sus compras en el súper o cualquier otra cosa. Por favor, no duden en contactarme.”

solidaridad
Si lo necesitas, en tu barrio puedes encontrar «ángeles» que te ayuden con tus tareas

Comparte tu acción solidaria

¿Todavía no has compartido una acción? Es el momento de ayudarnos entre todos para seguir adelante. Anímale a publicarla. Además, también puedes echarle un vistazo a los deseos solidarios dentro de la categoría de Acciones y animarte a cumplir uno de ellos.

Y si quieres contarnos tu historia solidaria, no te cortes, escríbenos a help@gratix.com y lo compartiremos con los demás. 

Y si aún no te has descargado la app puedes hacerlo para iPhone o para Android, ¿a qué esperas? Inicia tu viaje para cambiar el mundo

Tu acción solidaria en la lucha contra el coronavirus

Tiempo de solidaridad

Los momentos difíciles tienen el lado bueno de ser capaces de sacar lo mejor de nosotros. Son tiempos de solidaridad y de unirnos frente a un reto común. Así que comparte en Gratix tu acción solidaria.

El coronavirus, al que de momento sólo podemos parar mediante el aislamiento (¡#QuédateEnCasa!), añade a la tragedia humana la dificultad de ayudarnos entre nosotros. Aunque tenemos la suerte de vivir en una era en la que contamos con la tecnología como aliado.

Desde Gratix, como plataforma solidaria y generosa, estamos volcados en facilitar que nos ayudemos entre todos dentro de la comunidad. Que cada uno de nosotros apoye al que lo necesita y seguir compartiendo, dentro de la máxima de evitar la proximidad y los contagios para #FrenarLaCurva

Seguir compartiendo: tus cosas, tu tiempo, tu solidaridad

Si hay algo que necesitas y alguien te lo quiere regalar, Gratix sigue funcionando como siempre. Eso sí, si no te corre prisa, espera hasta que recogerlo sea seguro. Y si lo necesitas ya, nosotros te lo podemos acercar gracias a las entregas con protocolo anti contagios de Koiki. Tal vez ese step para hacer ejercicio sea clave para cuidar de tu salud y evitar el sedentarismo durante este período , o ese monitor de ordenador que ya no usas le permita a alguien teletrabajar estas semanas desde casa.

Pero lo más valioso con que muchos contamos en estas circunstancias es nuestro tiempo. Nuestras capacidades, conocimientos y empatía. Es increíble lo mucho que podemos ayudarnos entre nosotros simplemente mediante acciones, la mayoría sin riesgo de contagio, a tiro de chat, llamada o videoconferencia. Desde el médico que puede darnos una primera opinión informal sobre cualquier síntoma, al profesor que ayuda a seguir aprendiendo pese a las clases perdidas, o el que simplemente proporciona compañía remota y alivio al que se siente solo.

Dada la emergencia del COVID-19, muchas de estas acciones son urgentes y poder acceder a ellas tiene un impacto crítico. Como plataforma solidaria, nuestra prioridad en esta situación es facilitar el encuentro entre las necesidades y quien pueda cubrirlas. Para ello hemos incorporado a nuestra plataforma acciones y regalos múltiples en un entorno de más cercanía y visibilidad.

Acciones solidarias y regalos múltiples

Hemos lanzado Acciones como categoría, para que cualquiera pueda ofrecer o solicitar tiempo para ayudar a los demás. Piensa cómo puedes ser solidario en estas circunstancias y publica tu primera acción. Recuerda que desde la distancia también se puede ayudar, sin abandonar la cuarentena. Todos podemos conectarnos por internet. La lista es infinita: desde compartir una experiencia de salud hasta una clase de cocina, desde resolver un problema urgente a ayudarnos a evadirnos de la presión psicológica sin movernos de casa. 

Publicar o pedir una acción solidaria es muy sencillo: Basta con elegir el botón “+” para publicar regalos o deseos en la app y elegir la categoría acciones. Para facilitar que nos prestemos ayuda, cualquiera podrá solicitar estas acciones solidarias mediante el chat.

Además, con la nueva opción de crear regalos múltiples, puedes repetir tu acción con tantas personas como quieras con una única publicación. Tú decides cuántas veces puedes ayudar, y tu regalo múltiple seguirá publicado hasta que lo deslistes en su ficha de regalo. También puedes hacer regalos múltiples en cualquier otra categoría, por ejemplo si tienes varias mascarillas y crees que pueden ser de ayuda para varias personas.

Cómo saber quién puede ayudarte

Dadas las circunstancias que atravesamos, también hemos traído Gratix más cerca de ti, dando más peso a la distancia para mostrarte los regalos y deseos más cercanos en Descubre. Aunque ello supone que verás menos cambios de un día para otro, facilita encontrar ayuda cuando la cercanía es importante: como cuando hay personas solas que necesitan ayuda y “ángeles” en su barrio dispuestos liberarles de hacer la compra o cualquier otro apoyo que necesiten. Si eres uno de ellos, asegúrate que tu dirección es la correcta al subir tu acción solidaria.

La cercanía también es importante si puedes ayudar a tu vecino con alimentos y artículos de uso diario, para lo que hemos creado una categoría de regalos y deseos de «Supermercado».

También nos hemos volcado en destacar la visibilidad de vuestras acciones y necesidades solidarias entre los regalos y deseos dentro de la app. En ese sentido estamos utilizando nuestra cuenta de Twitter, @gogratix, para difundir otras iniciativas solidarias de interés para la comunidad de Gratix, compartiendo acciones solidarias tanto en Gratix como en difundidas por la red, e iniciativas complementarias como www.todosaldrabien.org. Aprovecha para empezar a seguirnos si no lo hacías y no olvides mencionar a @gogratix si quieres que amplifiquemos tu iniciativa o compartir otra que te llame la atención.

Comparte lo mejor de ti

Es tiempo de ayudarnos y dar a conocer qué podemos hacer cada uno por los demás. Piensa y no dudes en ofrecer tu tiempo para lo que puedas ayudar y, si hay algo que necesitas o simplemente te haría mucho más llevadera la cuarentena, pídelo o publícalo como deseo. Invita a tus amigos y anímalos a hacer lo mismo, pronto veréis que hay más cosas que os pueden unir en la distancia.

Pon en valor tu tiempo. Conviértelo en acciones solidarias, saca lo mejor de esta situación ayudando a los demás. Y sobre todo no corras riesgos: Es mucho lo que todos podemos ayudar sin movernos de casa. 

Estamos aquí para facilitar la solidaridad. Si tienes más sugerencias de cómo podemos lograrlo, escríbenos. Y no olvides lo más importante ahora: #QuedateenCasa para #FrenarlaCurva.

Y si aún no te has descargado la app puedes hacerlo para iPhone o para Android, ¿a qué esperas?

Vencer al coronavirus con responsabilidad y solidaridad

El coronavirus está rompiendo nuestras vidas a gran velocidad

Si hace meses nos hubiesen dicho como el COVID-19 (más conocido como “coronavirus”) iba a cambiar nuestras vidas, era difícil imaginar la catástrofe humana que está causando en España y cuyas consecuencias todavía no podemos prever.

Ahora tenemos que hacer todo lo que esté en nuestras manos para pararlo, sin escatimar esfuerzos. El tamaño de la amenaza, la letalidad de sus consecuencias y su velocidad exponencial de transmisión lo requieren.

Las matemáticas no negocian, y el COVID-19 se basa en una progresión exponencial en la que cada contagiado genera nuevos contagiados que a su vez siguen contagiando, con la maldad añadida de que el coronavirus no da la cara en un buen número de casos. La buena noticia es que países como China o Corea han conseguido plantarle y parar la progresión.

La solución que se ha probado efectiva es frenar la curva de contagios evitando el contacto entre personas hasta que la transmisión cese. Lograrlo en el resto del mundo no depende de hacer planes sino de actuar de forma decidida, aunque suponga sacrificios a corto plazo.

Tiempo de responsabilidad y solidaridad

En esta situación todos tenemos un deber inexcusable de actuar con responsabilidad, no ya por nosotros mismos, sino sobre todo por las personas más vulnerables al COVID-19 cuya vida corre serio peligro. Además, la amenaza cierta de que el número de casos de coronavirus pueda desbordar nuestros recursos sanitarios afecta a cualquiera que tenga un problema de salud.

Es el #FrenarlaCurva que circula por todas las redes: la única forma de parar el contagio exponencial es que cada uno de nosotros diga #YoMeQuedoEnCasa y se sacrifique durante las semanas necesarias hasta recuperar la normalidad, momento que llegará. Pero cada día que tardemos en frenar la curva pueden ser varias semanas más a recuperar más adelante, y sobre todo un coste humano muy superior.

Quedarse en casa no puede aplicarse al personal sanitario ni a profesiones fundamentales que están salvando vidas y haciendo que nuestra vida siga funcionando, auténticos héroes de esta lucha y todo un ejemplo de solidaridad. Todo nuestro agradecimiento para ellos.

El resto también podemos ser responsables y solidarios. Sólo tenemos que hacer algo mucho más sencillo y menos arriesgado: Evitar contagiar y ser contagiados.

Hay que frenar la curva del coronavirus, fuente: @FECYT_ciencia

Demos ejemplo desde la comunidad Gratix 

Contando la comunidad Gratix con miles de personas que son ejemplo de responsabilidad para cambiar el mundo y solidaridad al compartir con los demás lo que ya no necesitan, seamos también un ejemplo en esta crisis del coronavirus.

Y, como adelantamos, sólo con quedarnos en casa parando el ciclo de contagios podemos hacer mucho. Y en cuanto más y antes seamos mejor, por lo que os animamos a ser ejemplo que otros sigan, convenciendo a la gente más cercana, compartiendo con nuestros amigos y en redes sociales que #YoMeQuedoenCasa para #FrenarlaCurva o de la forma que se os ocurra, y haremos mucho más de lo que parece para salvar vidas y salir de esto en cuanto antes. 

En paralelo no olvidemos ser solidarios, como aquellos que por su obligación no pueden elegir quedarse en casa. Algunas personas, como mayores que viven solas, pueden necesitar más que nunca nuestra ayuda en estas fechas. No nos olvidemos de ellas, ayudarlos nos hace grandes. Pero siempre con el cuidado y la cautela de transmitirles el COVID-19. 

Uso de Gratix mientras frenamos la curva

En ese sentido, queremos pediros a todos que apliquéis estas máximas de responsabilidad y solidaridad al usar Gratix. Estamos en una fase en la que quedar con alguien para compartir, como salir a la calle, entraña un riesgo de contagio, por lo que nuestro consejo es hacerlo con gran precaución. Y siempre ponderando la necesidad, igual que lo harías para comprar algo. 

Puedes de hecho aprovechar el sistema de envíos que nos proporciona Koiki, que, de forma solidaria, sigue operando con protocolos preparados contra contagios de coronavirus. Os puede llevar regalos con recogida y entrega a domicilio, sin necesidad de salir de casa.

Ajusta tu uso de Gratix en estas circunstancias. No corras peligro ni lo crees para otros. Si tienes regalos que te piden o alguien quiere cumplir tus deseos, por supuesto que podéis hablar por el chat y reservarlos. No perdamos la alegría de compartir, y ya llegará el momento para entregarlos.

Entre tanto, esta puede ser la oportunidad que llevabas tanto tiempo esperando para disfrutar de tu hogar y sacar tu lado “slow life” para repasar qué cosas valoras y cuáles merecen una segunda vida. Igual sacar tu lado Marie Kondo y preparar tu caja Gratix puede ayudarte no sólo a hacer esta fase más llevadera sino también a conocer a las personas que en el futuro les darán una segunda vida en unas semanas.

Una vez más, os pedimos que no dejéis de pedirnos. Si hay algo que podemos hacer para ayudar durante estas semanas, sea para atender necesidades urgentes o simplemente para que disfrutes más esta fase, escríbenos a feedback@gratix.com. Intentaremos conseguirlo. Estamos aquí para vosotros y en retos como este es cuando sale lo mejor de todos.

Si nos lo proponemos, venceremos al coronavirus. Hagámoslo de la mejor forma posible. Pero recuerda que lo más importante, por encima de todo, es que no te pongas en peligro ni pongas a los demás. #QuédateEnCasa para #FrenarlaCurva