Historias de solidaridad frente al coronavirus

Acciones solidarias en tiempos difíciles 

La solidaridad en la que se basa Gratix como plataforma de ayuda recíproca es un valor aún más importante en situaciones como la emergencia sanitaria y humana que estamos viviendo causada por el coronavirus. Una comunidad que se apoya en los momentos difíciles, se hace más fuerte. Pero a veces el reto es ayudar cuando uno no sabe cómo. Para facilitarlo, creamos la categoría Acciones en Gratix, para que puedas no sólo regalar cosas sino también tu tiempo y que compartas tu acción solidaria durante la cuarentena

Desde Gratix queremos agradecer la solidaridad de aquellos que han compartido su acción y ofrecido su tiempo para ayudar a los demás y hacer más fáciles estas semanas de confinamiento. La solidaridad de todos ha hecho que, pese a estar separados, nos podamos sentir más cerca que nunca.

Como homenaje, queríamos compartir contigo algunas de las historias de solidaridad y generosidad que han sucedido en Gratix mientras pasábamos largas horas sin salir de casa. Te pueden servir de inspiración y ser la siguiente historia que contar. Si puedes ayudar, ¿a qué esperas para publicar tu acción solidaria

Mascarillas solidarias para combatir el virus 

Dada la situación de emergencia del COVID-19 y la escasez de material, varias personas lanzaron su acción solidaria para ayudar a afrontar la crisis sanitaria con la elaboración de mascarillas y viseras. 

Por ejemplo María, que, al tener dos impresoras 3D en casa, no dudó en ponerse manos a la obra para imprimir máscaras protectoras y regalarlas a quién las necesitase. Después de haber completado 30, y ante la dificultad para conseguir más acetato, se decidió por publicar un deseo en Gratix. 

Para su sorpresa, ahí estaba Lucía, que no tardó en ofrecerle su regalo y cumplir su deseo, haciéndole llegar los acetatos usando nuestro sistema de envíos, que de forma solidaria, sigue operando con protocolos preparados contra contagios de coronavirus.

acetato para máscaras protectoras
María publicó su primer deseo solidario y Lucía se lo cumplió regalándole el acetato que necesitaba

La solidaridad no conoce distancias, así que esto hizo posible que Lucía entregase el material a María sin necesidad de salir de casa. 

Otro “ángel” de Gratix es Nora Nuñez, que, al igual que María, ayudó desde casa fabricando “viseras en 3D y PCV para quien lo necesite. Estamos donándolas a hospitales, pero también a gente que las necesite”. Nora las publicó en Gratix para darles visibilidad y que quienes las necesitaran pudiesen también solicitarlas a través de la app, como de hecho ha ocurrido. 

viseras de acetato
Las viseras solidarias de Nora

¿Quieres contribuir a ayudar a otros héroes como ellas? Entre los deseos de Gratix puedes encontrar más. Por ejemplo, Ignacio, que está buscando adaptadores para respiradores, o Estefanía, que busca voluntarios y material para confeccionar mascarillas en su zona.

La tecnología permite a cualquiera ayudar desde casa 

La tecnología y la comunicación en directo, a través de nuestros móviles y ordenadores, han logrado no solo mantenernos en contacto con nuestros seres queridos, sino también permitir a cualquiera ayudar desde su casa, sin que importe la distancia.

Dada la situación de colapso sanitario y la razonable cautela a la hora de acercarse a un centro de salud o incluso «entorpecer» a los sanitarios ocupados en casos graves, el poder contar con una primera opinión ante síntomas leves no sólo es una ayuda para el que los tiene, sino para todos, al evitar posibles contagios y distracciones en la primera línea de batalla contra el coronavirus.

En ese sentido, iniciativas como la de Javier, ofreciéndose a resolver dudas como enfermero, o Sergi, que tras haber superado el COVID-19, ofrece su experiencia a quien pueda serle de ayuda, son ejemplos admirables de solidaridad y generosidad.

solidaridad, resolver dudas sobre el covid19
Envíales un mensaje a Javier y Sergi, estarán encantados de responderte

La tecnología hace más llevadera la cuarentena

Pero la ayuda a distancia no se limita a casos de salud, sino también a un abanico más amplio de necesidades derivadas del internamiento, como que sigamos activos desde casa y evitar el sedentarismo durante la cuarentena.

La tabla de acondicionamiento de Elena ha sido clave para las personas que se la han solicitado en Gratix para seguir realizando actividad física y sumarse al #yoentrenoencasa. La máxima de la acción solidaria de Elena es “sentirnos bien y positivos a través del deporte”.  Si hasta ahora habías puesto excusas para empezar a hacer deporte, todavía estás a tiempo de empezar a moverte con la tabla de Elena.

historias solidarias
Elena te ayuda a entrenar en casa con tu tabla

Pero hay muchas más formas de recibir ayuda sin moverte de casa. Es normal que con la situación tan complicada que vivimos, los días en casa se puedan hacer cuesta arriba y algo duros, sobre todo si estás viviendo solo el confinamiento. Si necesitas ayuda para controlar la ansiedad o alguien que te escuche, Ana, licenciada en psicología, ofrece su apoyo “tanto para afrontar situaciones excepcionales como para manejar la propia ansiedad. A veces, simplemente entender lo que nos pasa ayuda más que nada.”

¿Te vendrían bien sus consejos? No le des más vueltas, solicita su ayuda escribiendo en el buscador de regalos «Apoyo psicológico».

Educación a distancia 

Los estudiantes has visto como su actividad académica se veía afectada por las estrictas medidas de confinamiento. Por ello, han tenido que adaptar sus estudios y tareas apoyándose en la tecnología a lo largo de la cuarentena.

Ante los retos del aprendizaje a distancia, un buen número de personas se han ofrecido de apoyo a varios estudiantes para resolver sus dudas en las materias que conocen. Incluso hay personas como Sandra que te ayudan con el inglés para que lo repases durante la cuarentena, o Ricardo, que entre sus diferentes especialidades te ofrece clases de dibujo técnico.

Buenos ejemplos de esta solidaridad educativa que nos deja historias maravillosas, son los de Pablo, graduado en química, y Pilar, graduada en biotecnología y apasionada de las matemáticas. Ambos ofrecieron su apoyo online a todo aquel que solicitara su ayuda a través del chat de Gratix. Mientras que Pablo ha resuelto dudas con problemas de química, Pilar ofrecía corregir ejercicios de matemáticas ayudándose de videos y fotos. 

clases online, acciones solidarias
Agradecer y dar las gracias es la mejor parte

Solidaridad entre vecinos 

Otros muchos se han sumado a ayudar a hacer la compra a personas de riesgo que no pueden salir de casa, contribuyendo con su labor social a reducir el riesgo de contagio de las personas que solicitan su ayuda, y favoreciendo a que la situación de aislamiento no suponga un problema mayor para ellos. Estos ejemplos de solidaridad son fáciles de localizar buscando los regalos y deseos más cercanos en el Descubre dentro de la categoría de Acciones.

En estos tiempos de solidaridad, puedes estar conectado con tu barrio y ofrecer ayuda a tus vecinos. Landi quería aportar su granito de arena y nos ha dejado mensajes como este: “quiero ayudar a personas mayores, vulnerables ante el aislamiento, a realizar sus compras en el súper o cualquier otra cosa. Por favor, no duden en contactarme.”

solidaridad
Si lo necesitas, en tu barrio puedes encontrar «ángeles» que te ayuden con tus tareas

Comparte tu acción solidaria

¿Todavía no has compartido una acción? Es el momento de ayudarnos entre todos para seguir adelante. Anímale a publicarla. Además, también puedes echarle un vistazo a los deseos solidarios dentro de la categoría de Acciones y animarte a cumplir uno de ellos.

Y si quieres contarnos tu historia solidaria, no te cortes, escríbenos a help@gratix.com y lo compartiremos con los demás. 

Y si aún no te has descargado la app puedes hacerlo para iPhone o para Android, ¿a qué esperas? Inicia tu viaje para cambiar el mundo