Lanzando Gratix: Entre todos podemos cambiar el mundo.

Felicidad y consumismo

Desde hace tiempo, creo que necesitamos un cambio como sociedad que alinee nuestros valores y patrones de consumo. Aunque cada vez somos más los que compartimos los valores de generosidad y sostenibilidad y crece el número de iniciativas en esta dirección, seguimos practicando un consumismo que genera producción innecesaria con negativas consecuencias sociales y medioambientales. Y ello no nos hace felices

Compramos cosas que no necesitamos y las almacenamos, para finalmente deshacernos de ellas. Compramos demasiadas cosas y demasiado rápido, muchas veces sin llegar a usarlas. Y si bien nos cuesta deshacernos de ellas, cuando lo hacemos es de forma compulsiva para hacer sitio a las siguientes. No nos paramos a pensar lo suficiente en el impacto que ello tiene, o preferimos mirar a otro lado

Como sociedad, hemos pasado de la escasez a la abundancia, pero nuestros mecanismos de acumulación no han cambiado. Este consumismo incontrolado es un problema tanto por sus efectos como por la frustración que genera vernos capturados en él una y otra vez

Cada vez somos más los que sentimos la necesidad de cambiar esta situación, pero no es fácil: somos presa de un sistema eficiente y hábitos muy arraigados. Y cambiar hábitos siempre es difícil.


¿Y si una app fuese la solución?

Viniendo del mundo de la tecnología, he podido observar que la forma más efectiva de cambiar hábitos hoy es mediante el uso de internet y en particular del móvil. ¿Y si la tecnología nos facilitase unirnos para cambiar estos hábitos, de forma muy superior a lo que lograríamos cada uno por separado, siendo capaces de medir y sumar nuestro impacto? ¿de hacerlo de una forma que nos haga cambiar cosas por experiencias, sentirnos mejor con nosotros mismos a la vez que tener un impacto sobre el planeta e influir sobre el modelo de desarrollo que elegimos?

De esa forma nació Gratix. Crear una app que ayude a la gente a conseguir este objetivo. Juntando a las personas para cambiar su modelo de consumo y compartir lo que cada uno necesita. De forma fácil y divertida. Siendo tu asistente personal para cambiar tus hábitos y sentirte un poco más feliz

Con una propuesta de valor muy sencilla: regala lo que ya no usas, y desea lo que necesitas. Basada en algo tan mágico como el regalar: Un regalo sienta muy bien, tanto al que lo recibe como al que lo hace. Y en este caso, un regalo deseado que supone dar una segunda vida a las cosas e invertir el ciclo. Que convierte una cosa en un momento feliz. Sin precio ni negociaciones. Con la libertad de regalar a quien quieras. Pudiendo decidir con total libertad, sabiendo si es amigo, vecino o ha sido generoso en la comunidad


Entre todos podemos

Tras meses de pruebas y aprendizajes, ya se puede utilizar Gratix para hacer regalos, conseguir deseos e invitar a amigos con los que intercambiar y sumar logros que, agregados, empiecen a cambiar esta deriva. Soñando con que, empezando con pequeños cambios cada uno, acabemos impulsando un cambio global

Queremos contar contigo. Si compartes nuestro objetivo, queremos que nos acompañes en este viaje. Instala Gratix en tu móvil, sea Android o iPhone. Úsalo. Compártelo. Ayúdanos a mejorarlo. Estamos seguros que este sólo es un comienzo y tenemos mucho que mejorar. Y tus sugerencias son el regalo más valioso que podemos esperar.

¿Te unes? Convierte las cosas que ya no necesitas en regalos y, la próxima vez que necesites algo, encuentra a alguien que te lo regale. Gratix te ayudará

José María García, fundador