5 Abr 2022

Reparar + Reutilizar, mejor que reciclar

Economía circular, reutilizar y reparar

Reutilizar destaca entre las “tres erres” (3 R)

Reutilizar es, junto a Reducir y Reciclar, una de las 3R de la economía circular. De hecho, cuanto más reutilizamos, mayor es nuestro impacto medioambiental y social. 

Frente a reciclar, que implica sacarle el mejor partido a los componentes o residuos de lo que dejamos de usar, reutilizar implica alargar la vida de las cosas, bien sea directamente por nosotros o porque se lo regalamos a un tercero que le da una segunda vida.

Reutilizar, de hecho, permite también reducir, al necesitar menos cosas nuevas. Por tanto, presenta ventajas sobre el mero reciclaje para avanzar hacia el logro de los ODS.

Reparar como la “cuarta erre” (4 R)

Sin embargo, reutilizar implica el buen estado funcional de aquello a lo que damos una segunda vida, y no siempre las cosas pueden reutilizarse directamente. La buena noticia es que con frecuencia basta con repararlas para poder darles una segunda vida en condiciones.

Así, reparar nos permite superar la frustración de qué hacer si tenemos algo que está “casi útil” y pasa a reciclable, y no reutilizable, al no poder repararlo. Muchas veces su reparación o reacondicionamiento será suficiente para que pueda reutilizar y alguien lo disfrute.

De hecho, si pensamos en ampliar las “tres erres” (3R) de la economía circular, Reparar parece la mejor candidata a convertirse en la “cuarta erre”. Reparar permite ampliar el uso de las cosas, en lugar de reponerlas.

No es casualidad que ya se esté hablando de las 5R y 7R. Al referirse a las 5R, se incorporan Reparar y Recuperar a las 3R originales; que pasan a 7R incorporando Rediseñar y Renovar. 

Sin duda, reutilizar es clave para fomentar una economía más circular y sostenible, y reparar puede ayudarnos a reutilizar más.

Reparar facilita reutilizar al extender la vida útil de las cosas
Foto de JESHOOTS.COM en Unsplash

El derecho a reparar y la obsolescencia programada

Más reparaciones, más vida útil

Desafortunadamente, nuestros patrones de consumo han cambiado mucho en las últimas décadas. Pasamos de preferir los productos que más duraban, siendo lo habitual repararlos en caso de avería, a elegir productos de vida útil más corta, que nos vemos obligados a reemplazar en menos años. Más consumo, menos reparaciones. 

Como consumidores hemos tardado en darnos cuenta de las implicaciones de este cambio, llevados por un mercado en el que decidimos nuestras compras más guiados por las ofertas por precio que por la vida útil que podemos esperar de los objetos. Esto es particularmente relevante en categorías con gran impacto medioambiental como los electrodomésticos o los dispositivos electrónicos.

Qué es la obsolescencia programada

Esto viene en buena parte causado por la “obsolescencia programada”. Iniciada por los propios fabricantes, que determinan su propias políticas como dejar de fabricar las piezas o prestar soporte a sus propios modelos. De esta forma, tras un período de tiempo calculado de antemano, nuestro producto se vuelve inútil o inservible por falta de mantenimiento o de repuestos, induciendo a los consumidores a la compra de un nuevo producto que lo sustituya.

Dichas políticas hacen obsoletos anticipadamente todo tipo de dispositivos o electrodomésticos, en lugar de ampliar su vida  útil. Su impacto negativo sobre el medio ambiente y el mundo que estamos construyendo demandan una respuesta urgente, como podemos ver en este reportaje de TVE “Comprar, tirar, comprar. La historia secreta de la obsolescencia programada” o inspirarnos por las peripecias de los personajes que protagonizaron la película Robots.

A nivel social, la obsolescencia programada también supone un aumento de la producción y consumo innecesarios, y un deterioro del ecosistema de profesionales de la reparación y el mantenimiento, que a su vez genera empleo local.

Qué es el “derecho a reparar” y cómo puedes ejercerlo

Afortunadamente, frente a ello cada vez emerge con más fuerza la reclamación del “derecho a reparar” o “right to repair”. Como establece Right to Repair Europe, “los productos deberían durar más, y cuando se estropean se tendrían que poder arreglar. Eso requiere unos productos diseñados pensando en la reparación y un apoyo para todo tipo de reparadores.”

Dicha exigencia se traduce en demandas tanto para los fabricantes como para la legislación, con la reclamación de protecciones legales para garantizar la reparabilidad y ampliación de la vida útil de distintos tipos de dispositivos. Estas demandas afectan numerosas cuestiones, desde las garantías sobre piezas o componentes de un producto, hasta el facilitar la creación de un ecosistema de reparadores independientes a nivel local.

De hecho, la Unión Europea ha impulsado una normativa para ampliar el derecho de reparar, que entró en vigor el 1 de Marzo de 2021, y que en España ya se ha aplicado para garantizar más vida para los productos que compramos. Desde el 1 de enero de 2022 se ha establecido la ampliación del plazo de garantía de los bienes y servicios de 2 a 3 años y obligado a los fabricantes a disponer de piezas de repuesto durante 10 años.

El derecho a reparar es especialmente necesario en categorías como los electrodomésticos o la electrónica

Cuándo y cómo reparar para extender la vida útil de tus cosas  

Cómo decidir si reparar algo, antes de reciclarlo

Facilitar la reparación es, por tanto, clave para maximizar el potencial de la reutilización.

Sin embargo, la mayoría de nosotros no solemos contar con los conocimientos técnicos necesarios, no ya para repararlo, sino incluso para evaluar cuándo vale la pena reparar para extender la vida útil de un producto. Tampoco todos conocemos un “manitas” de confianza que nos pueda ayudar. Por lo que, con frecuencia, el reto es encontrar quién puede ayudarnos y reparar el objeto que, no siendo útil, podría recuperar su funcionalidad sin un coste elevado. 

Esta oportunidad de reparar para extender la vida útil varía mucho por categorías de producto. Es sobre todo en categorías como equipos electrónicos o electrodomésticos, donde no sólo puede concentrarse el mayor ahorro sino también el mayor impacto medioambiental.

Por lo tanto, es importante contar con expertos de confianza fiables y económicos para decidir si compensa reparar algo. Esta decisión nos ayudará a determinar si vale la pena repararlo para nuestro propio uso o que lo disfrute un tercero, o de lo contrario es más recomendable su reciclaje.

Cómo encontrar quién puede reparar nuestras cosas

Para decidir si vale la pena reparar y reutilizar frente a reciclar, es de destacar la emergencia de un ecosistema creciente de reparadores o reacondicionadores, especialmente en categorías como equipos electrónicos o electrodomésticos, que pueden ayudarte tanto a valorar como a llevar a cabo la reparación. 

Reacondicionar es reparar para reutilizar. Sea por ti mismo o porque hay alguien interesado en reutilizarlo si es reparable y quieres asegurarte que va a poder disfrutarlo, los productos reacondicionados por especialistas son una forma de ampliar la vida útil de las cosas si no sabes cómo hacerlo.

Basta con darse cuenta del desarrollo de la oferta de ciertas categorías de producto, como móviles reacondicionados y ordenadores reacondicionados, gracias a empresas reparadoras, para entender su impacto. 

Por qué gastar en cosas nuevas cuando puedes repararlas, cuando puedes pagar a alguien local y ayudar a crear un ecosistema de reparadores, en lugar de gastar en producción no sostenible y remota. Recuerda que tu consumo es tu voto para el mundo que quieres construir.

Reparar para reutilizar, hecho realidad en Gratix

En definitiva, antes de reciclar, comprueba si puedes reparar para reutilizar.

Siendo Gratix la app para regalar lo que ya no usas para que otros lo puedan disfrutar, hemos valorado cómo podemos ayudarte a reparar aquellas cosas que te gustaría que alguien les dé una segunda vida.

Nos hemos centrado inicialmente en la categoría de tecnología, donde es mayor el impacto socioambiental y social que tu regalo puede tener para otra persona. Te animamos a que regales los dispositivos electrónicos que ya no usas y te ocupan espacio, y que con frecuencia incluso ignoras si son funcionales. Te animamos a convertirlos en ordenadores reacondicionados aprovechando nuestra colaboración con ReutilizaK y eReuse.

Y además, si regalas algo que crees que puede disfrutar de una segunda vida, pero tú no has sido capaz de repararlo o encontrar quién te ayude a hacerlo, puedes marcar «A reparar» como estado de conservación, para así regalárselo a alguien que pueda hacerlo funcional.

Y si todavía no usas Gratix, te animamos a que te apuntes a regalar y cambiar el mundo de forma sostenible y solidaria. ¿Qué mejor forma de empezar que regalando el ordenador que ya no usas? Descárgate la app en tu móvil Android o en tu IPhone, y conviértelo en un regalo.

En Gratix encontrarás más posibilidades de reparar para reutilizar, por ti mismo o mediante reacondicionadores
regalos para amigos

Compartir más, consumir menos

Hemos mejorado Gratix. Entérate de todas las novedades

¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
logo con infinito
La app en la que ni compras, ni vendes, regalas

categorías

logo con infinito_rojo

También puede interesarte...

Renovarse por primavera La primavera ya está aquí, y con ella la llegada del buen tiempo, el aumento de las horas de luz… comienza una...
Amar los libros y amar la lectura Leer es fantástico, los libros te enriquecen como persona, te transportan a otros mundos, te hacen compañía e...
El Día de la Tierra El 22 de abril se celebra el Día de la Tierra para recordarnos que el Planeta Tierra es nuestro hogar...
Cómo donar el ordenador que ya no usas de forma responsable Regala el ordenador que ya no usas y cambia una vida El ordenador que...
¿Qué es la “basura electrónica”? La producción innecesaria y generación de residuos de dispositivos electrónicos, también conocidos como “basura electrónica», es un problema de gran...
Economía circular, reutilizar y reparar Reutilizar destaca entre las “tres erres” (3 R) Reutilizar es, junto a Reducir y Reciclar, una de las 3R de...
logo con infinito

La comunidad donde regalas y te regalan