Historias de solidaridad frente al coronavirus

Acciones solidarias en tiempos difíciles 

La solidaridad en la que se basa Gratix como plataforma de ayuda recíproca es un valor aún más importante en situaciones como la emergencia sanitaria y humana que estamos viviendo causada por el coronavirus. Una comunidad que se apoya en los momentos difíciles, se hace más fuerte. Pero a veces el reto es ayudar cuando uno no sabe cómo. Para facilitarlo, creamos la categoría Acciones en Gratix, para que puedas no sólo regalar cosas sino también tu tiempo y que compartas tu acción solidaria durante la cuarentena

Desde Gratix queremos agradecer la solidaridad de aquellos que han compartido su acción y ofrecido su tiempo para ayudar a los demás y hacer más fáciles estas semanas de confinamiento. La solidaridad de todos ha hecho que, pese a estar separados, nos podamos sentir más cerca que nunca.

Como homenaje, queríamos compartir contigo algunas de las historias de solidaridad y generosidad que han sucedido en Gratix mientras pasábamos largas horas sin salir de casa. Te pueden servir de inspiración y ser la siguiente historia que contar. Si puedes ayudar, ¿a qué esperas para publicar tu acción solidaria

Mascarillas solidarias para combatir el virus 

Dada la situación de emergencia del COVID-19 y la escasez de material, varias personas lanzaron su acción solidaria para ayudar a afrontar la crisis sanitaria con la elaboración de mascarillas y viseras. 

Por ejemplo María, que, al tener dos impresoras 3D en casa, no dudó en ponerse manos a la obra para imprimir máscaras protectoras y regalarlas a quién las necesitase. Después de haber completado 30, y ante la dificultad para conseguir más acetato, se decidió por publicar un deseo en Gratix. 

Para su sorpresa, ahí estaba Lucía, que no tardó en ofrecerle su regalo y cumplir su deseo, haciéndole llegar los acetatos usando nuestro sistema de envíos, que de forma solidaria, sigue operando con protocolos preparados contra contagios de coronavirus.

acetato para máscaras protectoras
María publicó su primer deseo solidario y Lucía se lo cumplió regalándole el acetato que necesitaba

La solidaridad no conoce distancias, así que esto hizo posible que Lucía entregase el material a María sin necesidad de salir de casa. 

Otro “ángel” de Gratix es Nora Nuñez, que, al igual que María, ayudó desde casa fabricando “viseras en 3D y PCV para quien lo necesite. Estamos donándolas a hospitales, pero también a gente que las necesite”. Nora las publicó en Gratix para darles visibilidad y que quienes las necesitaran pudiesen también solicitarlas a través de la app, como de hecho ha ocurrido. 

viseras de acetato
Las viseras solidarias de Nora

¿Quieres contribuir a ayudar a otros héroes como ellas? Entre los deseos de Gratix puedes encontrar más. Por ejemplo, Ignacio, que está buscando adaptadores para respiradores, o Estefanía, que busca voluntarios y material para confeccionar mascarillas en su zona.

La tecnología permite a cualquiera ayudar desde casa 

La tecnología y la comunicación en directo, a través de nuestros móviles y ordenadores, han logrado no solo mantenernos en contacto con nuestros seres queridos, sino también permitir a cualquiera ayudar desde su casa, sin que importe la distancia.

Dada la situación de colapso sanitario y la razonable cautela a la hora de acercarse a un centro de salud o incluso «entorpecer» a los sanitarios ocupados en casos graves, el poder contar con una primera opinión ante síntomas leves no sólo es una ayuda para el que los tiene, sino para todos, al evitar posibles contagios y distracciones en la primera línea de batalla contra el coronavirus.

En ese sentido, iniciativas como la de Javier, ofreciéndose a resolver dudas como enfermero, o Sergi, que tras haber superado el COVID-19, ofrece su experiencia a quien pueda serle de ayuda, son ejemplos admirables de solidaridad y generosidad.

solidaridad, resolver dudas sobre el covid19
Envíales un mensaje a Javier y Sergi, estarán encantados de responderte

La tecnología hace más llevadera la cuarentena

Pero la ayuda a distancia no se limita a casos de salud, sino también a un abanico más amplio de necesidades derivadas del internamiento, como que sigamos activos desde casa y evitar el sedentarismo durante la cuarentena.

La tabla de acondicionamiento de Elena ha sido clave para las personas que se la han solicitado en Gratix para seguir realizando actividad física y sumarse al #yoentrenoencasa. La máxima de la acción solidaria de Elena es “sentirnos bien y positivos a través del deporte”.  Si hasta ahora habías puesto excusas para empezar a hacer deporte, todavía estás a tiempo de empezar a moverte con la tabla de Elena.

historias solidarias
Elena te ayuda a entrenar en casa con tu tabla

Pero hay muchas más formas de recibir ayuda sin moverte de casa. Es normal que con la situación tan complicada que vivimos, los días en casa se puedan hacer cuesta arriba y algo duros, sobre todo si estás viviendo solo el confinamiento. Si necesitas ayuda para controlar la ansiedad o alguien que te escuche, Ana, licenciada en psicología, ofrece su apoyo “tanto para afrontar situaciones excepcionales como para manejar la propia ansiedad. A veces, simplemente entender lo que nos pasa ayuda más que nada.”

¿Te vendrían bien sus consejos? No le des más vueltas, solicita su ayuda escribiendo en el buscador de regalos «Apoyo psicológico».

Educación a distancia 

Los estudiantes has visto como su actividad académica se veía afectada por las estrictas medidas de confinamiento. Por ello, han tenido que adaptar sus estudios y tareas apoyándose en la tecnología a lo largo de la cuarentena.

Ante los retos del aprendizaje a distancia, un buen número de personas se han ofrecido de apoyo a varios estudiantes para resolver sus dudas en las materias que conocen. Incluso hay personas como Sandra que te ayudan con el inglés para que lo repases durante la cuarentena, o Ricardo, que entre sus diferentes especialidades te ofrece clases de dibujo técnico.

Buenos ejemplos de esta solidaridad educativa que nos deja historias maravillosas, son los de Pablo, graduado en química, y Pilar, graduada en biotecnología y apasionada de las matemáticas. Ambos ofrecieron su apoyo online a todo aquel que solicitara su ayuda a través del chat de Gratix. Mientras que Pablo ha resuelto dudas con problemas de química, Pilar ofrecía corregir ejercicios de matemáticas ayudándose de videos y fotos. 

clases online, acciones solidarias
Agradecer y dar las gracias es la mejor parte

Solidaridad entre vecinos 

Otros muchos se han sumado a ayudar a hacer la compra a personas de riesgo que no pueden salir de casa, contribuyendo con su labor social a reducir el riesgo de contagio de las personas que solicitan su ayuda, y favoreciendo a que la situación de aislamiento no suponga un problema mayor para ellos. Estos ejemplos de solidaridad son fáciles de localizar buscando los regalos y deseos más cercanos en el Descubre dentro de la categoría de Acciones.

En estos tiempos de solidaridad, puedes estar conectado con tu barrio y ofrecer ayuda a tus vecinos. Landi quería aportar su granito de arena y nos ha dejado mensajes como este: “quiero ayudar a personas mayores, vulnerables ante el aislamiento, a realizar sus compras en el súper o cualquier otra cosa. Por favor, no duden en contactarme.”

solidaridad
Si lo necesitas, en tu barrio puedes encontrar «ángeles» que te ayuden con tus tareas

Comparte tu acción solidaria

¿Todavía no has compartido una acción? Es el momento de ayudarnos entre todos para seguir adelante. Anímale a publicarla. Además, también puedes echarle un vistazo a los deseos solidarios dentro de la categoría de Acciones y animarte a cumplir uno de ellos.

Y si quieres contarnos tu historia solidaria, no te cortes, escríbenos a help@gratix.com y lo compartiremos con los demás. 

Y si aún no te has descargado la app puedes hacerlo para iPhone o para Android, ¿a qué esperas? Inicia tu viaje para cambiar el mundo

Gratix, tu app para cambiar el mundo esta década

Nuestro propósito para esta década

Al empezar 2020, el pensar que no empieza ya un año sino una nueva década, aparte de dar cierto vértigo, nos hace reflexionar mucho más que en los tradicionales propósitos de año nuevo y pensar qué nos gustaría lograr en la década 2020-2029 que acabamos de iniciar.

En ese contexto no podemos obviar la responsabilidad de nuestras acciones. Dicen algunos expertos que esta es la última década en la que podemos parar el cambio climático. Con lo que es urgente incorporar entre nuestros propósitos el empezar a actuar desde el primer día para evitarlo. Esta década nos jugamos mucho.

Precisamente creamos Gratix para cambiar el mundo y “darle la vuelta” al partido contra el cambio climático con la fuerza de la generosidad y la responsabilidad. Si todos empezamos a introducir pequeños cambios en cómo consumimos, y cada día compartimos y reutilizamos lo que ya no usamos, sin duda lo conseguiremos. Poco a poco se llega muy lejos. Pero es imprescindible que no perdamos ni un día más.

movimiento gratix
El movimiento Gratix no para de crecer

El movimiento Gratix sigue creciendo

En ese sentido la evolución reciente de Gratix nos hace muy optimistas respecto a lo que podemos conseguir. Desde que anunciamos el lanzamiento de Gratix públicamente en octubre, tanto la app como nuestra misión de cambiar el mundo compartiendo han disfrutado de muy buena acogida en numerosos medios, y, sobre todo, no ha parado de crecer el número de personas que se han unido al movimiento Gratix compartiendo regalos y deseos a través de la app.

Más de 40.000 personas de toda España se han sumado en pocos meses al movimiento de economía circular promovido por Gratix, regalando objetos que ya no usan y pidiendo los que necesitan. Estamos muy contentos de poder ayudar así a todos los que estáis apostando por un consumo responsable basado en no comprar aquellos bienes de consumo que se pueden conseguir dando una segunda vida a los que otras personas han dejado de utilizar; una práctica solidaria y sostenible que evita malgastar recursos y generar residuos innecesarios que impactan negativamente en el medio ambiente.

Muchos de estos usuarios han realizado múltiples regalos, a la vez que cumplido deseos que han formulado, haciendo realidad la economía circular. Entre ellos, un número relevante ha invitado a amigos a unirse al movimiento, extendiendo el consumo responsable a su círculo más cercano, reforzando la amistad previa con la solidaridad. Otros han encontrado estos amigos tras cumplir un deseo o recibir un regalo en la app, reforzando nuevos lazos con personas con intereses complementarios y valores compartidos.

Este crecimiento se ha producido también a nivel geográfico. Aunque la mayor concentración de la comunidad sigue estando en Madrid, hemos visto replicarse el movimiento por toda España, con grupos emergentes de usuarios en todas las provincias, siendo las de mayor participación capitales como Barcelona, Valencia, Sevilla, Málaga o Bilbao.

Experiencias positivas que nos animan

Pero lo más valioso han sido las experiencias que Gratix ha hecho posible, materializadas en los mensajes que nos habéis hecho llegar de forma masiva y en los comentarios en las tiendas de aplicaciones, en su inmensa mayoría muy positivos. Siempre sienta bien escuchar que “Ojalá hubiera existido antes” o “No la hay mejor”, entre múltiples elogios a la iniciativa y el funcionamiento de la app. 

En particular nos conmueven aquellos testimonios de personas que destacan que Gratix es “una app genial que saca lo mejor de nosotros” o “me hace feliz”. Y también aquellos que destacan la comunidad de “usuarios respetuosos” o comentan que “en la aplicación sólo encuentro a gente encantadora”. De alguna forma, confirman que estamos en el buen camino de lograr nuestro objetivo de poner a las personas por delante de las cosas, facilitando un movimiento que cambie el mundo.

¡Anímate! Su experiencia puede ser también la tuya.

Seguimos mejorando Gratix, ahora con la versión 1.3

Gracias a este crecimiento en usuarios y a conocer mejor sus experiencias, hemos podido continuar mejorando el funcionamiento de Gratix sin parar, semana a semana. Este aprendizaje ha sido la base para la versión 1.3 que acabamos de lanzar e incorpora un buen número de mejoras.

Entre ellas, hemos prestado especial atención a llevar al primer plano las personas sobre las cosas, con la creación de perfiles más atractivos, completos y relevantes que faciliten a cada uno ser él mismo y mostrarse así ante la comunidad bajo la premisa de que Gratix es una comunidad de confianza en la que tú decides a quién regalas

También hemos simplificado y mejorado los pasos desde que alguien decide compartir un regalo o deseo hasta que lo entrega o consigue, para hacerlos más claros, informativos y entretenidos. Añadiendo transparencia en las solicitudes y ofertas de regalos de forma que sea más fácil decidir, y tener en cuenta el historial, perfil y karma de cada persona.

esta década
Gratix por y para las personas, mejorado en la versión 1.3

Peticiones cumplidas: amigos y envíos

Dadas las múltiples peticiones recibidas para que siga creciendo la comunidad, nos gustaría facilitarlo desde la confianza que estamos creando entre todos. Para ello, pocas cosas son tan efectivas como el invitar a los amigos y personas en las que confías a Gratix. Por lo que hemos reforzado la facilidad de invitar a esos amigos para compartir regalos y deseos de forma inmediata con ellos. Es enorme el número de oportunidades que nos estamos perdiendo de reutilizar con los más cercanos cosas que no usamos y están a punto de comprar, o viceversa, al no conocer sus necesidades. Sólo el contar con esta información multiplica las veces que podemos dar una segunda vida a las cosas. Si no has invitado todavía a tus amigos a Gratix y conectado con ellos, te estás perdiendo una parte importante de la magia de compartir.

Y como ya anunciamos, hemos incorporado la facilidad de solicitar envíos para facilitar las entregas a través de nuestro acuerdo con Koiki, otra empresa que apuesta por la sostenibilidad y solidaridad como nosotros. Usarlo es tan sencillo como escribir a envios@gratix.com. ¡Aquellos que ya lo han usado tienden a repetir!

Y esto sólo es el principio…

Sabemos que queda mucho por recorrer. Y que, aunque estamos muy satisfechos con los avances logrados, nos queda mucho por mejorar. Queremos seguir contando con vuestro feedback y ayuda para conseguirlo

Al final, la razón de ser de Gratix es ayudar a todo el que quiera cambiar el mundo con su consumo responsable a hacerlo realidad. Cuanto más uséis y deis a conocer la app y más nos hagáis saber qué podemos hacer mejor, antes lo conseguiremos. 

Y si todavía no usas Gratix, únete y descárgate ya la app para Android o iPhone. Bienvenido al movimiento. ¡Esta es nuestra década! 

Tus puntos Gratix: Consigue regalos haciendo regalos

Los puntos en Gratix

La filosofía de Gratix se basa en compartir, y en dar las cosas que ya no usamos a quien las puede necesitar. Por lo que nuestro reto es crear una app que lo haga posible. Para facilitarlo en Gratix utilizamos un sistema de puntos. 

Hemos creado un sistema de puntos para facilitar los intercambios, recompensar la generosidad y evitar posibles abusos, en el que puedes ganar puntos regalando que podrás usar para conseguir tus deseos o donarlos. 

Queremos facilitar al máximo la reutilización de las cosas y que todos compartamos, pero a la vez evitar comportamientos insolidarios o que simplemente se basen en la acumulación. Dado que el reto no es sencillo, sabemos que el sistema puede mejorarse y admitimos sugerencias. Contamos con tu ayuda para conseguirlo. Gratix lo hacemos entre todos.  


Qué son y para qué sirven los puntos

Un punto en Gratix es como la ficha que te permite solicitar un regalo. De esta manera se facilitan los intercambios para que todo el mundo pueda acceder a los regalos que han publicado otros usuarios sin abusar de la solidaridad de los demás. Cuando consigues un regalo, ese punto ya se ha utilizado y pasa a la persona que ha cumplido tu deseo, salvo en las excepciones que explicamos más adelante.

Además de los puntos de un uso, que obtienes por distintas acciones en la app, al usar Gratix también contarás con puntos asociados a tu nivel de karma, que una vez usados se vuelven a renovar y te permiten tener siempre puntos en funcionamiento.

En Tus Puntos puedes ver tu saldo e historial

Conseguir puntos en Gratix

Como se explica en el apartado “Cómo conseguir puntos” de la app, se consiguen puntos de distintas formas, que se pueden agrupar en dos grupos: por las acciones que indica la app o asociados a tu karma.


La forma más sencilla de conseguir puntos es cada vez haces un regalo a alguien. En este caso los puntos pasan de una persona a otra. No obstante, hay excepciones en las que no es así: si marcaste tu regalo como urgente porque quieres deshacerte de él en cuanto antes, aceptas no recibir puntos para dar opciones al mayor número posible de personas. O si es un regalo entre amigos.

Hay otras formas de conseguir puntos, como cada vez que concedes un deseo. Además, hay otras acciones con premio en la app, como el invitar a amigos a unirse a la comunidad (conseguirás 3 puntos al registrarse tus 3 primeros amigos con tu código de invitación). Según uses Gratix, podrás recibir puntos extra por sorpresa como respuesta a tus buenas acciones, como crear un grupo de éxito o subir regalos de gran demanda. 

Tu karma te da puntos con súper poderes

Los puntos asociados a tu karma se derivan de tu nivel. Cuando haces buenas acciones, como invitar amigos, publicar regalos o cumplir deseos, este va subiendo. Con cada nivel de karma va asociado un número de puntos constante que se convierte en tu mínimo de puntos. Por ejemplo si tu nivel de karma es 2, siempre podrás tener al menos 2 puntos en uso. 

Los puntos asociados a tu nivel de karma son mucho más valiosos que los demás. Por decirlo de alguna manera, son infinitos. Cada vez que haces una solicitud, reservas uno de estos puntos, y al acabar el proceso, el punto vuelve a ti. En cambio, los puntos normales tienen sólo una vida, y al acabar un proceso se gasta. De esta manera, ¡cuanto mejor karma tengas, más solicitudes de regalos podrás hacer a la vez!

Cómo utilizar mis puntos

Al solicitar un regalo, aparece un -1 en los reservados.

Usa tus puntos para conseguir lo que necesitas. Cuando encuentres un regalo que te interesa solicítalo usando uno de tus puntos. Siempre que vayas a solicitar un regalo, la propia app te indicará el punto que ofreces a la otra persona por su regalo. No necesitas calcular ni preocuparte por el número de puntos que quieres ofrecer, siempre será 1 punto por 1 regalo (o ninguno en las excepciones ya explicadas). Sin necesidad de negociaciones. A menos que te falten puntos, tu petición de regalo será automática. En caso contrario, la app te informará y en cuanto consigas el punto que te hace falta podrás seguir adelante con el proceso.

Los puntos reservados afectan a las dos partes del regalo. Es decir, cuando regalas algo, en el periodo de tiempo desde que aceptas la petición hasta que confirmas la entrega se quedará un punto +1 reservado para ti. No se sumará como tal hasta que la otra persona tenga en su posesión el regalo y te dé las gracias. A su vez, cuando solicitas un regalo, el punto queda retenido como reservado con un -1 y se descontará provisionalmente de tu saldo, haciéndolo definitivamente una vez hayas recibido el regalo.

Y recuerda que en cualquier momento puedes arrepentirte de tu petición y recuperar tus puntos reservados siempre que no se haya producido la entrega. Eso sí, cuando se produzca, sé tan rápido como puedas en confirmarla y agradecer por el regalo, ¡no hagas esperar a quien ha sido generoso contigo!

Los puntos y los deseos

En Gratix no todo es pedir a otros las cosas que han publicado y ya no necesitan. ¡También se cumplen deseos!

Cuando publicas un deseo no estás utilizando puntos. No es como si estuvieras pidiendo a alguien un objeto concreto, sino que estás formulando un deseo, pidiendo un favor al mundo. De esta manera, cuando alguien decide cumplir tu deseo y regalarte lo que has formulado, no se te resta ningún punto de tu saldo. A su vez, la persona que está cumpliendo los deseos de los demás es recompensada por su buena acción. 

Siguiendo nuestra filosofía del karma ‘haz cosas buenas y te pasarán cosas buenas’, al cumplir el deseo de otra persona, ganas un punto como agradecimiento. 

En Gratix somos una comunidad solidaria, y tenemos que ayudarnos entre nosotros. Que nada nos impida dar, pero que tampoco nos impida pedir. 

Marcar regalos como urgentes

Es posible que en ocasiones necesites deshacerte inmediatamente de algo. En este tipo de situaciones, marca tu regalo como urgente; así los demás sabrán que te corre prisa donarlo a otra persona. Al marcar tu regalo como urgente, los puntos dejan de intervenir. Cuando lo regales no se te ofrecerán puntos, ya que das a entender que lo que te importa es buscarle un nuevo dueño en cuanto antes a tu regalo y facilitárselo a cualquiera. De esta forma, la persona que consigue el regalo urgente tampoco necesitará puntos. 

En este caso, el regalo no aparecerá en el histórico de puntos conseguidos, ya que estos procesos no generan puntos. Se quedará marcado en tu historial de regalos únicamente.

La propia app te indica que, al ser amigos, no necesitas ningún punto.

Entre amigos no hay límites

Otra excepción a las reglas anteriores son los regalos entre amigos. Tus amigos son las personas que conoces y con las que hay confianza, por lo que no necesitáis puntos entre vosotros para regular cuántos regalos os queréis hacer. Por lo que cualquier regalo o deseo cumplido entre amigos se hará sin puntos, y no afectará el saldo de ninguno de los dos. Y de igual forma al caso anterior, no aparecerá en tu histórico de puntos conseguidos, solamente en tu historial de regalos,

Que entre amigos no haga falta puntos no debe ser una razón para que solicites amistad a las personas que no conoces y con las que no tienes confianza. Tus amigos en Gratix son normalmente personas que conoces, en muchos casos que os habéis invitado o sabíais que ambos estabais usando la app, personas a las que recomendarías si alguien te pregunta si les hace un regalo. A ellos suelen unirse aquellos con los que has intercambiado regalos, te han hecho sentir bien, quieres seguir cambiando regalos con ellos y los recomiendas a los demás. Pero en ningún caso recomendamos que intentes agregar a personas que no conoces como amigos ni tienes nexos en común en bloque: es una práctica que podría considerarse «spam», resulta molesta para la mayoría y en muchos casos lleva a quejas que pueden llevar a bloquear tu cuenta.

Regalar puntos

Tu solidaridad en Gratix no sólo se manifiesta a la hora de hacer regalos. Si tus amigos se encuentran sin puntos, puedes regalarle los tuyos, al igual que ellos te pueden regalar puntos a ti. Para poder hacerlo, sólo tienes que ir a su perfil y en los tres puntos de la esquina superior escoger ‘Regalar puntos’. 

Solicitar un regalo y regalar.

Recapitulando todas las opciones y variables que hay a la hora de ganar o regalar puntos, vamos a hacer un breve resumen. 

Si eres el que regalas, sumas un punto, a no ser que tu regalo lo hayas marcado como urgente o te lo pida uno de tus amigos. Si has regalado haciendo una oferta para cumplir el deseo de alguien, también ganarás un punto, recompensando tu solidaridad e interés en hacer feliz a los demás.

Si eres el que consigues el regalo, cederás un punto a quien te lo concede, a no ser que el regalo estuviese marcado como urgente o te lo regale un amigo. Si publicas un deseo y alguien te lo cumple, no perderás un punto, ya que alguien ha decidido cumplírtelo por generosidad.

Y recuerda que los puntos son la herramienta que facilita que Gratix funcione pero al final la decisión de regalar es sólo tuya. En Gratix tú siempre decides a quién regalas. Ninguna petición te obliga a aceptarla, aunque ¡regalar sienta muy bien!

Ayudarnos entre nosotros

En Gratix, estamos para ayudamos entre nosotros. Por eso, si tienes cualquier duda o sugerencia sobre nuestro sistema de puntos, no dudes en escribirnos a help@gratix.com o dejar un comentario en esta publicación. Intentaremos contestarte lo antes posible y añadir la explicación a este post, para que así, si a otra persona le surge esa misma duda, pueda consultarlo en nuestro blog cuando quiera.Y si aún no tienes Gratix, ¿a qué esperas? Instálala en tu móvil y empieza a compartir, sea Android o iPhone.