Historias de solidaridad frente al coronavirus

Acciones solidarias en tiempos difíciles 

La solidaridad en la que se basa Gratix como plataforma de ayuda recíproca es un valor aún más importante en situaciones como la emergencia sanitaria y humana que estamos viviendo causada por el coronavirus. Una comunidad que se apoya en los momentos difíciles, se hace más fuerte. Pero a veces el reto es ayudar cuando uno no sabe cómo. Para facilitarlo, creamos la categoría Acciones en Gratix, para que puedas no sólo regalar cosas sino también tu tiempo y que compartas tu acción solidaria durante la cuarentena

Desde Gratix queremos agradecer la solidaridad de aquellos que han compartido su acción y ofrecido su tiempo para ayudar a los demás y hacer más fáciles estas semanas de confinamiento. La solidaridad de todos ha hecho que, pese a estar separados, nos podamos sentir más cerca que nunca.

Como homenaje, queríamos compartir contigo algunas de las historias de solidaridad y generosidad que han sucedido en Gratix mientras pasábamos largas horas sin salir de casa. Te pueden servir de inspiración y ser la siguiente historia que contar. Si puedes ayudar, ¿a qué esperas para publicar tu acción solidaria

Mascarillas solidarias para combatir el virus 

Dada la situación de emergencia del COVID-19 y la escasez de material, varias personas lanzaron su acción solidaria para ayudar a afrontar la crisis sanitaria con la elaboración de mascarillas y viseras. 

Por ejemplo María, que, al tener dos impresoras 3D en casa, no dudó en ponerse manos a la obra para imprimir máscaras protectoras y regalarlas a quién las necesitase. Después de haber completado 30, y ante la dificultad para conseguir más acetato, se decidió por publicar un deseo en Gratix. 

Para su sorpresa, ahí estaba Lucía, que no tardó en ofrecerle su regalo y cumplir su deseo, haciéndole llegar los acetatos usando nuestro sistema de envíos, que de forma solidaria, sigue operando con protocolos preparados contra contagios de coronavirus.

acetato para máscaras protectoras
María publicó su primer deseo solidario y Lucía se lo cumplió regalándole el acetato que necesitaba

La solidaridad no conoce distancias, así que esto hizo posible que Lucía entregase el material a María sin necesidad de salir de casa. 

Otro “ángel” de Gratix es Nora Nuñez, que, al igual que María, ayudó desde casa fabricando “viseras en 3D y PCV para quien lo necesite. Estamos donándolas a hospitales, pero también a gente que las necesite”. Nora las publicó en Gratix para darles visibilidad y que quienes las necesitaran pudiesen también solicitarlas a través de la app, como de hecho ha ocurrido. 

viseras de acetato
Las viseras solidarias de Nora

¿Quieres contribuir a ayudar a otros héroes como ellas? Entre los deseos de Gratix puedes encontrar más. Por ejemplo, Ignacio, que está buscando adaptadores para respiradores, o Estefanía, que busca voluntarios y material para confeccionar mascarillas en su zona.

La tecnología permite a cualquiera ayudar desde casa 

La tecnología y la comunicación en directo, a través de nuestros móviles y ordenadores, han logrado no solo mantenernos en contacto con nuestros seres queridos, sino también permitir a cualquiera ayudar desde su casa, sin que importe la distancia.

Dada la situación de colapso sanitario y la razonable cautela a la hora de acercarse a un centro de salud o incluso «entorpecer» a los sanitarios ocupados en casos graves, el poder contar con una primera opinión ante síntomas leves no sólo es una ayuda para el que los tiene, sino para todos, al evitar posibles contagios y distracciones en la primera línea de batalla contra el coronavirus.

En ese sentido, iniciativas como la de Javier, ofreciéndose a resolver dudas como enfermero, o Sergi, que tras haber superado el COVID-19, ofrece su experiencia a quien pueda serle de ayuda, son ejemplos admirables de solidaridad y generosidad.

solidaridad, resolver dudas sobre el covid19
Envíales un mensaje a Javier y Sergi, estarán encantados de responderte

La tecnología hace más llevadera la cuarentena

Pero la ayuda a distancia no se limita a casos de salud, sino también a un abanico más amplio de necesidades derivadas del internamiento, como que sigamos activos desde casa y evitar el sedentarismo durante la cuarentena.

La tabla de acondicionamiento de Elena ha sido clave para las personas que se la han solicitado en Gratix para seguir realizando actividad física y sumarse al #yoentrenoencasa. La máxima de la acción solidaria de Elena es “sentirnos bien y positivos a través del deporte”.  Si hasta ahora habías puesto excusas para empezar a hacer deporte, todavía estás a tiempo de empezar a moverte con la tabla de Elena.

historias solidarias
Elena te ayuda a entrenar en casa con tu tabla

Pero hay muchas más formas de recibir ayuda sin moverte de casa. Es normal que con la situación tan complicada que vivimos, los días en casa se puedan hacer cuesta arriba y algo duros, sobre todo si estás viviendo solo el confinamiento. Si necesitas ayuda para controlar la ansiedad o alguien que te escuche, Ana, licenciada en psicología, ofrece su apoyo “tanto para afrontar situaciones excepcionales como para manejar la propia ansiedad. A veces, simplemente entender lo que nos pasa ayuda más que nada.”

¿Te vendrían bien sus consejos? No le des más vueltas, solicita su ayuda escribiendo en el buscador de regalos «Apoyo psicológico».

Educación a distancia 

Los estudiantes has visto como su actividad académica se veía afectada por las estrictas medidas de confinamiento. Por ello, han tenido que adaptar sus estudios y tareas apoyándose en la tecnología a lo largo de la cuarentena.

Ante los retos del aprendizaje a distancia, un buen número de personas se han ofrecido de apoyo a varios estudiantes para resolver sus dudas en las materias que conocen. Incluso hay personas como Sandra que te ayudan con el inglés para que lo repases durante la cuarentena, o Ricardo, que entre sus diferentes especialidades te ofrece clases de dibujo técnico.

Buenos ejemplos de esta solidaridad educativa que nos deja historias maravillosas, son los de Pablo, graduado en química, y Pilar, graduada en biotecnología y apasionada de las matemáticas. Ambos ofrecieron su apoyo online a todo aquel que solicitara su ayuda a través del chat de Gratix. Mientras que Pablo ha resuelto dudas con problemas de química, Pilar ofrecía corregir ejercicios de matemáticas ayudándose de videos y fotos. 

clases online, acciones solidarias
Agradecer y dar las gracias es la mejor parte

Solidaridad entre vecinos 

Otros muchos se han sumado a ayudar a hacer la compra a personas de riesgo que no pueden salir de casa, contribuyendo con su labor social a reducir el riesgo de contagio de las personas que solicitan su ayuda, y favoreciendo a que la situación de aislamiento no suponga un problema mayor para ellos. Estos ejemplos de solidaridad son fáciles de localizar buscando los regalos y deseos más cercanos en el Descubre dentro de la categoría de Acciones.

En estos tiempos de solidaridad, puedes estar conectado con tu barrio y ofrecer ayuda a tus vecinos. Landi quería aportar su granito de arena y nos ha dejado mensajes como este: “quiero ayudar a personas mayores, vulnerables ante el aislamiento, a realizar sus compras en el súper o cualquier otra cosa. Por favor, no duden en contactarme.”

solidaridad
Si lo necesitas, en tu barrio puedes encontrar «ángeles» que te ayuden con tus tareas

Comparte tu acción solidaria

¿Todavía no has compartido una acción? Es el momento de ayudarnos entre todos para seguir adelante. Anímale a publicarla. Además, también puedes echarle un vistazo a los deseos solidarios dentro de la categoría de Acciones y animarte a cumplir uno de ellos.

Y si quieres contarnos tu historia solidaria, no te cortes, escríbenos a help@gratix.com y lo compartiremos con los demás. 

Y si aún no te has descargado la app puedes hacerlo para iPhone o para Android, ¿a qué esperas? Inicia tu viaje para cambiar el mundo

Aprovecha la cuarentena para poner tu casa a punto 🏠

Aprovecha la cuarentena para ordenar tu casa 

El coronavirus nos ha hecho pasar más tiempo en casa del que nunca habríamos pensado, haciendo nuestra la responsabilidad de guardar cuarentena y quedarnos en casa para #frenar la curva de contagios y salvar vidas. Es la aportación que podemos hacer la mayoría para salir juntos adelante con la solidaridad de todos, y facilitar el trabajo del personal sanitario y necesario para que lo esencial no se paralice. 

Si antes te faltaba tiempo para tu hogar, el #yomequedoencasa puede ser la oportunidad perfecta para poner en orden tu casa e incluso tu vida. No sólo tienes ahora el tiempo sino que además te conviene centrarte en las cosas positivas que te hagan llevar mejor la cuarentena y te sirvan de ayuda una vez se recobre la normalidad.  Leer revistas de decoración o consejos para el hogar puede ser un buen pasatiempo, pero es mejor todavía pasar a la acción.

Aprovecha la cuarentena para «ordenar tu vida»

Prepara tu hogar para «el día después» 

Mantener el orden te ayudará no solo a despejar tu hogar, también tu mente. Ya lo sabes, “menos es más”. Si ya conocías el método de Marie Kondo pero no habías tenido tiempo de aplicarlo, es ahora o nunca. Con el confinamiento por cuarentena, nuestro hogar ha pasado a ser no sólo nuestro refugio, también nuestro lugar de trabajo e incluso “el colegio” a domicilio de muchos niños. 

Si estás viviendo la cuarentena en familia, es un buen momento para unir fuerzas y poner en orden la casa. Un hogar no es tarea de uno, es tarea de todos. Los niños pueden ayudar en casa empezando con cosas fáciles como hacer la cama todos los días o tener su habitación recogida. Les ayuda a asumir poco a poco una responsabilidad y seguir una rutina. Proponles que elijan cuáles son sus juguetes favoritos y explícales que los que los separen de aquellos que ya no utilizan. Es parte de su educación en el consumo responsable y la solidaridad. 

No pienses en el orden como una tarea predefinida, sino como el proceso de poner a punto tu casa para disfrutar más de tu vida. Aprovecha ahora que tienes el tiempo para decidir qué cosas ya no te hacen falta y merecen una segunda vida (listas para reutilizar, no para reciclar), cuáles necesitas y te gustaría que te regalasen, y quién te gustaría que supiese lo que necesitas y lo que regalas por si surgen oportunidades de intercambio.

Empieza a reservar regalos con tu «caja Gratix»

En todo momento, ten a mano una o varias cajas o lugares dónde guardar las cosas que has decidido que quieres regalar a otra persona. Nosotros la llamamos la «caja Gratix».  De esta manera, una vez termine la cuarentena, será más fácil localizar lo que has decidido regalar. Déjala en un sitio que no te moleste, pero siempre a tu alcance estos días. Así, cada vez que encuentres algo que quieras regalar, lo puedes publicar en Gratix e introducirlo en la caja, listo para cuando te lo pidan. Sé detallista con las fotos: una buena foto hará que tu regalo tenga más éxito. Además, si a alguien le urge tu regalo, no tienes ni que salir de casa, puedes hacérselo llegar con nuestro servicio de envíos sostenible.  

Prepara tu hogar para «el día después»: Sabiendo que cada cosa está en su lugar, puedes aprovechar mejor el espacio de tu casa.  Si con 3 pasos puedes tener la casa en orden en un fin de semana, ahora puedes tomártelo con más calma y utilizar el tiempo que necesites. Además, ¡ya ha empezado la primavera!, por si te has olvidado del famoso “spring cleaning” o “limpieza de primavera”.

Pide lo que necesitas en Gratix 

Además de compartir como regalos las cosas que ya no necesitas pero están en buen estado para que otra persona las use, al poner en orden tu casa tendrás más espacio para las cosas importantes que te hacen falta. Qué mejor que conseguirlas de forma gratuita y sostenible.

Entra en la app, publica tu deseo y deja que la comunidad de Gratix te lo cumpla. Te sorprenderá la solidaridad de todas las personas que intentarán ayudarte. No pienses sólo en las necesidades urgentes, como si necesitas un ordenador para poder trabajar desde casa, o un teléfono para estar en contacto con tus familiares y amigos, y quieres utilizar nuestro servicio de envíos para conseguirlas de forma segura. Este es también un buen momento para solicitar regalos o hacer que otros cumplan tus deseos no urgentes, dejarlos reservados y quedar a recogerlos cuando salgamos del confinamiento.

Ordenar puede ser muy divertido

Imagínate reservar tanto los regalos que vas a hacer como los que te van a hacer de forma que cuentes con ellos en unas semanas. No sólo es una forma rentable y sostenible de ir preparando tu casa sino que además puede ser una forma muy entretenida de pasar la cuarentena.

¿Quiéres hacerlo más entretenido todavía? Aprovecha para invitar a tus amigos y animarles a que ellos también publiquen sus regalos y deseos. Desde el momento en que estéis conectados en Gratix, no sólo recibiréis avisos de lo que publiquéis cada uno sino que además podrás refinar tu Descubre para que te muestre sólo sus regalos y deseos.

Tu tiempo es oro 

Sácale el máximo partido a tu tiempo durante estas semanas de aislamiento. Si antes de toda esta situación sabías que necesitabas poner en orden tu casa, pero no habías encontrado el momento para hacerlo, ahora no hay excusa. Tienes la facilidad de preparar tu casa para tu nueva vida. El fin de la cuarentena es la oportunidad para empezar de nuevo. 

Empieza por pequeñas cosas como tener tu casa a punto para el día que esto se solucione. Ten preparado todo aquello que no utilizas y quieres darle una segunda vida en Gratix. Puede convertirse en un regalo perfecto para otra persona que lo necesite. 

Y si aún no te has descargado la app puedes hacerlo para iPhone o para Android, ¿a qué esperas?

Respeto en Gratix: ¿Todo bien? Si no ¡dinos! 👍🏼👎🏼

Mejora la comunidad compartiendo tu experiencia

Aprendiendo de tu experiencia, cada día mejoramos entre todos la comunidad de Gratix de acuerdo con principios de respeto y solidaridad. Comparte esa experiencia, ya que nos ayuda mucho a poder adaptar y preservar así la comunidad en un ambiente de confianza. 

Para ello, hemos facilitado que puedas reportar tu experiencia dentro de la app. Aparte de escribirnos a help@gratix.com, ahora lo hemos hecho más fácil dando acceso desde la app a un menú para que reportes incidencias y problemas. Desde “¿Todo bien? Si no, dinos” tienes acceso directo siempre que necesites reportar algo importante.

No te sientas mal al comunicarnos si has sufrido una situación que vaya en contra de la normas de comportamiento o los términos de uso, estamos aquí para intentar ayudarte. Nuestra misión de cambiar el mundo mediante un consumo responsable y la solidaridad va de la mano de la educación y el respeto. 

¿Todavía no conoces cuáles son nuestras normas de comportamiento? Aquí puedes consultarlas. Puede servirte de gran utilidad para conocer usos inapropiados de la app que no tienes por qué tolerar. Como por ejemplo detectar perfiles falsos, encontrar publicaciones falsas o que te hagan spam con solicitudes de amistad. 

¿Cómo puedes reportar acciones inapropiadas?

Si algo no va del todo bien y quieres reportar una infracción en contra de nuestras normas de convivencia, no te preocupes, puedes hacerlo tanto por email, escribiéndonos a help@gratix.com, como desde la propia app.

Pero lo más fácil es hacerlo desde la app en los casos que tu propia actividad te muestre la opción «¿Todo bien? Si no, dinos”. Este mensaje lo encontrarás a lo largo de los distintos diálogos del proceso, sobre todo cuando se producen rechazos o cancelaciones. También tienes acceso directo desde la esquina superior derecha del chat y del perfil del usuario. Dependiendo de tu actividad, te será más cómoda una opción u otra.

Tus acciones tienen impacto en tu karma. Si el karma se basa en que “a quien hace cosas buenas, le pasan cosas buenas”,  no seguir normas de respeto o recibir denuncias justificadas impide subir nivel e incluso puede llevar a perderlo.

Por la misma razón, cuando tú reportas una situación estás influyendo en el karma de los demás, por lo que es importante ser cuidadoso y proporcionado al hacerlo. Hazlo con cabeza cuando pienses que de verdad es necesario y estés contribuyendo a mejorar la comunidad. Evita denunciar de forma injustificada o desproporcionada.  

Que alguien te responda que prefiere regalar lo que has pedido a otra persona no es razón para reportarle. Sí lo es cuando la persona con la que previamente habías quedado no te responde y te deja «tirado» sin ninguna justificación. Sobre todo, piensa cuando estás ayudando a la comunidad para prevenir que se repitan comportamientos poco solidarios. 

Si tienes un problema, reportarlo desde la app es fácil

Si todo no está bien, ¡dinos!

Para hacértelo más sencillo, en el nuevo apartado ¿Todo bien? puedes utilizar unos mensajes ya preparados con los motivos más habituales de usos inapropiados que pueden haberse dado el caso mientras estabas en contacto con otra persona de Gratix. Estos incluyen cuando la otra persona no te responde, no se ha presentado, tiene malos modos, tiene una conducta engañosa e insiste mucho. Sé honesto con la comunidad al marcar uno de los motivos anteriores.

Aparte de los mensajes preparados, si no se ajustan a lo que te ha ocurrido, puedes hacer click en Prefiero explicarlo y contarnos con detalle lo que ha pasado.

Estáte tranquilo, porque estos mensajes no se notifican a la persona que estás reportando. Nos llegará únicamente a nosotros para intentar ayudarte y la otra persona recibirá un mensaje nuestro sin detallar el tuyo. 

Problemas con el chat o las publicaciones

Si tienes un problema en el chat, repórtalo fácilmente

¿Una conversación inapropiada? Si hay algo fuera de lo normal que te ha molestado mientras hablabais y crees que debe comunicarse, selecciona arriba a la derecha los tres puntitos que hay dentro del chat. Ahí encontrarás varias opciones, entre ellas: Bloquear usuario, Denunciar Usuario y ¿Todo Bien? Si no, ¡dinos!. Incluso si el proceso de regalo se ha cerrado, puedes acceder al chat y marcar los tres puntitos. Selecciona la más apropiada para la situación que nos quieres describir. 

¿Qué puedes hacer si alguien te insiste mucho? Aún cuando le has explicado que ya habías reservado el regalo a otra persona o simplemente no lo ves claro (y no te olvides que en Gratix tú siempre decides), podría ocurrir que te siga insistiendo a través de solicitudes del regalo o de amistad. Su actitud iría, por lo tanto, en contra de las condiciones de uso de Gratix. Si rechazarle la solicitud no tiene éxito y te resulta molesto, puedes bloquearlo, además de reportarlo. Como ya hemos comentado, esta opción sería también desde los tres puntitos.

Si ves que una persona está vendiendo cosas en vez de regalar, o miente sobre sus publicaciones, es una buena razón para denunciar. El principio siempre es el mismo: todos hacemos la comunidad, evitemos lo que no nos queremos encontrar.

Conviértete en un ejemplo a seguir 

Reporta las acciones inapropiadas siempre que lo necesites y cuéntanos qué ha ocurrido para que podamos ayudarte. Si tienes alguna duda al respecto, contáctanos a help@gratix.com para que juntos encontremos la solución. 

Una comunidad solidaria y sostenible como Gratix no funcionaría sin respeto y educación. Así que anímate a ser tú mismo el ejemplo que quieres ver en los demás. 

Y si aún no te has descargado la app puedes hacerlo para iPhone o para Android, ¿a qué esperas?

En Gratix tú decides a quién regalas ¡siempre!

Mejora tu experiencia respondiendo a quien pide tus regalos

Empezamos el año con la versión 1.3, y, ahora, la última actualización de la app te trae novedades que no te puedes perder. Tú decides a quien regalas de una forma mucho más sencilla. Estamos constantemente mejorando la app para que la experiencia de los usuarios sea siempre positiva. Conseguirlo es cada vez más fácil gracias a vuestro tiempo dedicado en comentarnos sus sugerencias y necesidades

Presta atención a lo que vamos a contarte porque ahora aceptar y elegir solicitudes es más sencillo y visual. Cada vez más, te ayudamos a poner las personas por delante de las cosas.

Solicitudes que te ayudan a decidir

Lo primero de todo, te aconsejamos que tengas las notificaciones activadas, porque cuando recibas tu primera solicitud, una notificación te avisará para que no te pierdas nada. A su vez, cada una de las solicitudes que te van llegando, se recogen en tu pantalla de inicio y van acompañadas del botón “Ver” para que puedas seleccionar y consultarla.

Haz click en el Botón «Ver» de la pantalla de inicio

Al hacer click en la notificación de aviso vía push o en la pantalla de inicio, accederás a la pantalla de solicitud, en la que no sólo verás el mensaje de quien te pide tu regalo sino que además, de forma gráfica podrás conocer más sobre esta persona y sus contribuciones 

Cuando le hayas echado un vistazo a tus solicitudes, si marcas una en particular, podrás ver un resumen de su perfil: cuantos regalos tiene publicados, su karma, si tenéis amigos en común… Si quieres conocer más detalles, abajo encontrarás el botón Opciones. Aquí puedes “Ver su perfil en detalle”, “Descartar” su solicitud, “Chatear” con dicha persona y “Regalar”.

Échale un vistazo a la pantalla de solicitud de la persona que te pide el regalo

¿Tienes más de una solicitud? Decidir es fácil con el listado de interesados

En el caso de que tu regalo tenga mucho éxito, no tendrás una solicitud sino varias. Para ayudarte a compararlas y elegir, lo que verás es el listado de interesados que las muestra organizadas, teniendo en cuenta el karma y actividad de los que te piden el regalo.

Al listado de interesados puedes acceder de dos formas distintas: Desde el mismo botón de “Ver” de cada solicitud a ese regalo en la pantalla de Inicio, o desde el regalo concreto, al que puedes acceder desde tu perfil o el chat, haciendo click sobre el botón de número de interesados.

Accede a tu lista de interesados

Para hacértelo más fácil todavía, hemos limitado el número de solicitudes que te mostramos por tu regalo. Resulta emocionante que tu regalo tenga tanto éxito en Gratix y te damos la enhorabuena por tu generosidad. Para mantener al 100% la ilusión que supone regalar y evitar posibles agobios, algunos nos habéis pedido limitar las opciones sobre las que elegir, por lo que el resto de solicitudes pasan a una lista de espera, que sólo tú decides si quieres consultar. Si quieres conocerlas todas o simplemente dar entrada a más, es tan fácil como ir descartando alguna de las actuales.

Estos cambios hacen más fácil elegir a quién regalar. Si tu regalo ha triunfado más de lo que pensabas, ahora es más fácil decidir a quién se lo vas a regalar.

Tu regalo perfecto con la persona indicada 

Como ya te hemos comentado en otros posts, tú eliges a quien regalas en todo momento. Si desde un principio lo tienes claro y no dudas a quien regalar, marcando la opción  “Regalar” de la que te hablábamos antes, le reservarás el regalo automáticamente.

Sin embargo, ¿qué ocurre si eres de los indecisos? No te preocupes, esta actualización está hecha a tu medida y siguiendo los siguientes consejos, ahorrarás tiempo a la hora de decidir. 

Primero, tómate todo el tiempo que necesites y vuelve a consultar tus solicitudes, ya que un buen regalo como el tuyo merece ser entregado a la persona correcta. Para esto, puedes consultar los perfiles de tus primeras solicitudes. A veces, un punto decisivo que puede servirte de ayuda es ver si tiene un perfil cuidado, con regalos y deseos bien presentados, buen Karma y si se trata de una persona que ha regalado y cumplido deseos en la app. 

Segundo, no te sientas mal por “Descartar” aquellas solicitudes que no te convencen. No te preocupes, cada uno tiene sus razones. Si puedes, escríbele un mensaje explicando por qué no lo has elegido (usando el botón “Prefiero explicar más”). Para hacértelo más sencillo, puedes utilizar los mensajes ya preparados de la app con los motivos más habituales de rechazo: “Prefiero alguien con más Karma”, “Ya lo regalé” o alguno de los “Otros motivos” como tener un perfil incompleto o no explicar por qué lo quieres. Así, poco a poco irás reduciendo tu lista para quedarte con tus finalistas.

No pasa nada, descarta solicitudes explicando tus motivos

La generosidad se trata con respeto y educación

No solo es esencial mejorar el funcionamiento de la app, sino que también es imprescindible un buen comportamiento por parte de todos a la hora de interactuar. El consumo circular no sería posible en Gratix sin una comunidad que es cada vez más consciente de que cuando se regala de manera desinteresada, son clave las formas y tratar con respeto y gratitud a las personas. 

Sean cuales sean tus razones para descartar las solicitudes, acuérdate siempre de responder a través del chat o mediante los mensajes ya preparados. Solo te costará unos segundos escribirle tu motivo y a la persona que solicita tu regalo seguro que le gustará tener una respuesta tuya.

Además, puede que la otra persona necesite un regalo como el tuyo y cuanto antes sepa que tu no puedes dárselo, podrá continuar buscándolo. 
Si recibes contestaciones inapropiadas, no dudes en contactar con nosotros a través de help@gratix.com o denunciar al usuario, lo que puedes hacer desde el menú de tres puntos de la esquina superior derecha del chat o su perfil

Nos esperes más, actualiza Gratix

Aprovecha todas las facilidades de esta última actualización y ponlas en práctica regalando lo que ya no utilizas. Elegir a la persona perfecta para tu regalo nunca había sido tan sencillo. 

Si todavía no lo has hecho, actualiza Gratix y para no perderte nada, asegúrate de tener activada la opción “Actualizar automáticamente”. Y si aún no te has descargado la app puedes hacerlo para Iphone o para Android, ¿a qué esperas?

¿Demasiados regalos tras los Reyes Magos? Dales una segunda vida

Tras los regalos de Navidad y Reyes, vuelta a empezar 

Este año será lo que tú quieras. Tú decides si quieres levantar la tarjeta roja al despilfarro y apostar por el camino del consumo responsable. Acabas de poner fin a las Navidades y seguramente hayas sacado la misma conclusión que muchos de nosotros. Sobran los regalos no deseados e innecesarios y hace falta más solidaridad

Conforme a un estudio de Groupon, “los españoles que celebran la Navidad preferirían renunciar a un 42,5% de sus regalos si eso significa que sólo reciben las cosas que realmente quieren.”  

Así que igual te parece interesante preguntarte a ti mismo si recuerdas cuáles fueron los regalos de tus navidades pasadas. Si no eres capaz de enumerar un par de ellos, estás en el lugar correcto. Aquí encontrarás la guía para que tus regalos no queden en el cajón de los olvidos y les des la oportunidad de una segunda vida. 

Regalos no deseados

A lo largo de los últimos años, distintas encuestas sobre el comportamiento de los consumidores durante las Navidades muestran de forma consistente que casi la mitad de los españoles recibió regalos no deseados en las pasadas fiestas.

Además, ante esta problemática generalizada, se calcula que “los españoles reciben una media de dos regalos no deseados en Navidades”. A esto se suma que el 43% de los españoles decide quedarse con el regalo no deseado, mientras que el 40% prefiere cambiarlo por algo que les guste más. Por lo tanto, la presencia de los regalos no deseados ya es una tendencia consolidada año tras año.

Demasiados regalos

Cuando se habla de la temporada de las Navidades, rápidamente se relaciona con los regalos y los excesos de compra. Aunque el día de Reyes pone fin a estas fiestas, este viene seguido de la siguiente incertidumbre: “¿dónde coloco todos los regalos de este año?”. A veces, no sólo no los necesitamos sino que no tenemos tiempo de ocuparnos de ellos, o tenemos cosas mejores en las que ocuparlo. 

Este problema se da sobre todo en las familias, dado el número elevado de regalos que reciben los menores. Desde edades muy tempranas y sobre todo debido a la cosificación de estas fiestas, los niños comienzan a acumular juguetes con los que apenas jugarán. Según un informe reciente sobre el juego infantil desarrollado por Aldi,  “un 20% usa los juguetes nuevos entre una semana y un mes; el 16% de un mes a un año entero y solo un 12% le dedica atención más de un año”.

Incluso parece que hay un concurso de a ver quién desenvuelve más regalos, que ha dado lugar a nuevos fenómenos como el denominado “niño hiperregalado”. No sólo el exceso de juguetes es irresponsable desde un punto de vista social y medioambiental sino que además es perjudicial en su desarrollo. Se impone educar en los valores del consumo responsable dando ejemplo mediante acciones concretas. ¿Qué mejor forma de que nuestros hijos nos ayuden a la vez que se sensibilicen que escogiendo qué regalos van a utilizar y qué otros quieren que alguien más los disfrute?

Minimalismo: Menos regalos, más sostenibilidad 

Por eso, después de las Navidades ayuda a salir del caos y encontrar el equilibrio. Empieza por pequeñas cosas como ordenar la casa y practica el consumo responsable. Así al año que viene, evitarás que te pase lo mismo. 

Las cosas materiales están para ayudarnos pero no para distraernos de lo que realmente vale, que son las personas. “Menos es más” es la clave del minimalismo. Ya es hora de poner en práctica este dicho. En tu casa se traduce en tener las cosas que necesitas y disfrutas, y no acumular todo lo que regalan, con orden y equilibrio como en la filosofía de Marie Kondo.

Esta situación de consumo desenfrenado está teniendo consecuencias como que “más de la mitad (51%) de los españoles se sienta abrumado por la cantidad de cosas innecesarias que adquieren en Navidad y que saben que nunca llegarán a tocar”, conforme al informe de Groupon ya mencionado.

Ponle freno a la acumulación de regalos, encontrando el perfecto equilibrio entre lo que sabes que vas a seguir usando y lo nuevo. Entra en la app de Gratix y libérate de aquello que únicamente te quita espacio.

¡Menos es más! Encuentra el perfecto equilibrio

El consumo circular es la solución 

En definitiva, si los Reyes han dejado el regalo en la casa equivocada y no sabes qué hacer con los regalos no deseados, anímate a ser parte del consumo circular. Deja que tus regalos vayan más allá en Gratix y encuentren a la persona correcta que les dé el valor que se merecen. ¡Hoy tú eres el Rey Mago!  Echa un vistazo a los deseos que ya hay publicados en la app. Quizás alguien pida esa novela que en el fondo sabes que no va a ser objeto de lectura, sino de decoración. Cumplir deseos es reconfortante

¿Qué ocurre si el regalo no deseado venía de alguien especial y no quieres terminar  devolviéndolo? En este caso, tu regalo puede convertirse en el deseo cumplido de otro. ¿Y si esta persona fuese uno de tus amigos? Tú eliges siempre a quién regalas

Puedes iniciar esta década animando a tus amigos a empezar una nueva tradición después de las Navidades: compartir entre amigos los regalos que queréis cambiar, y ver cuántos tienen valor para los demás. Bonita forma de ayudar a los que nos regalan a acertar mejor.

Tampoco te quedes con las ganas de recibir el regalo que esperabas estas fiestas, publica tu deseo en Gratix y espera a que alguien lo cumpla. 

Si todavía no formas parte de la comunidad Gratix, descárgate la app en tu dispositivo iPhone o Android y comienza a compartir.

Mejora la comunidad de Gratix con tu comportamiento

Nuestra misión de cambiar el mundo mediante un consumo responsable va de la mano con la educación y la amabilidad. Esta comunidad solidaria y sostenible sólo puede funcionar si actuamos con respeto y siendo conscientes del objetivo de la aplicación.

Por eso, vemos oportuno hacer este artículo, recopilando una serie de consejos para hacer nuestra experiencia y la de los demás más agradable.

Identifícate

Al formar parte de una comunidad, es importante saber con quién estás hablando y a quién vas a hacerle un regalo. Debes cuidar tu perfil. En Gratix no somos una red de personas anónimas. Somos personas de verdad que están construyendo relaciones humanas por una buena causa. Además, si tu perfil está completo y los demás pueden descubrir cosas de ti, esto hará que confíen en ti y den el paso a darte el regalo y cumplir tus deseos

No te olvides de personalizar tu perfil con tu foto, ubicación y descripción.

Se cuidadoso con lo que regalas

Lo primero de todo, sé consciente de los regalos que vas a ofrecer a los demás. No hagas un regalo que esté en unas condiciones que no te gustaría que te regalaran a ti: muy usado, roto, que no cumpla su función principal…

Reutilizar y formar parte de una economía circular es nuestro objetivo, pero hay veces que, a causa del deterioro o de la obsolescencia programada los objetos ya no pueden seguir teniendo una vida útil. Si este es el caso, recomendamos reciclarlos o llevarlos a un punto limpio.

Trata a los demás con educación

Como en cualquier otra situación, trata a los demás como te gustaría que te trataran a ti. Si vas a solicitar un regalo, pídelo con amabilidad y educación, además, si cuentas por qué lo quieres, tendrás más posibilidades de que la otra persona se ponga en tu lugar y te lo regale. Anímate a abrirte a la comunidad.

Tú eliges a quien regalas, si no quieres regalar tu publicación a quien te lo ha pedido, tus razones tendrás. Es posible que prefieras regalar a gente con foto en el perfil, que ya hayan regalado a otras personas, que tengan muchos deseos subidos… sea cual sea tu razón, si vas a decir que no, dilo, ¡a todos nos gusta que nos contesten! Cuanto antes sepa la otra persona tu decisión, podrá buscar otra solución.

Por otro lado, también puede pasar invirtiendo los roles, si no pueden darte el regalo en un futuro cercano o directamente te rechazan la petición, ¡es su decisión! Sé respetuoso y no insistas.

Y sobre todo, si alguien está regalando algo, trátale con el respeto y gratitud que se merece. Piensa que es una persona generosa que te ofrece lo que ya no necesita desinteresadamente. Explica en tu petición por qué lo quieres, no des por hecho que está obligado a regalártelo. Sé amable. No preguntes directamente cuándo lo puedes recoger. La experiencia será mucho más gratificante para ambos.

Sé humano, explica por qué quieres ese regalo. ¡Hagamos comunidad!

La recogida del regalo

Al igual que tú decides a quién dar el regalo (no estás obligado a regalárselo a la primera persona que te lo pide), si eres tú quien está pidiendo un regalo a otra persona, pon de tu parte, una persona solidaria está dispuesto a regalártelo, qué menos que acercarte tú a recogerlo. Por supuesto, si no confías en la otra persona, intenta que el punto de encuentro sea un lugar transitado, también puedes ir con otra persona e incluso pedirle que lo deje en el Gratix Café si estás en Madrid… ¡lo que haga que te sientas seguro!

Además, te recomendamos que no des tu número personal y que uses siempre el chat de nuestra app, si no tiene un buen funcionamiento, reportalo a help@gratix.com, así vosotros podéis utilizar todas las funciones de la app y nosotros mejoramos con vuestra ayuda.

Denuncias constructivas

Por último, si ves que otros usuarios están haciendo un mal uso de la app, como vender cosas, mentir sobre las publicaciones que ha hecho, etc agradecemos que nos lo notifiques a través de «Denunciar regalo» o «Marcar incompleto». De esta manera, nos ayudaremos entre todos a hacer una comunidad más segura y favorable.

¿Tienes más dudas?

Si necesitas ayuda o quieres hacernos alguna sugerencia, envíanos un correo a help@gratix.com. Y si aún no tienes descargada la app, puedes hacerlo para iPhone o android.

Educar en el consumo responsable

¡Otro consumo es posible! Empezar desde la educación responsable es clave
¡Otro consumo es posible! Empezar desde la educación responsable es clave
Photo by Jomjakkapat Parrueng on Unsplash

Educación y consumo

La educación es probablemente lo más importante que podemos dejar a nuestros hijos. La educación es determinante en el desarrollo de capacidades y en la formación de su propio sistema de valores y principios. En dicha educación no debe faltar una estrategia deliberada sobre qué tipo de personas queremos que sean, en lo que el consumo responsable juega un papel clave.    

El consumo es omnipresente en nuestra sociedad y una parte importante de nuestra vida.  Como tal, decidir qué queremos transmitir a nuestros hijos no puede ser fruto de la casualidad sino que debe responder a valores y ejemplos: ¿son más importantes las cosas o las experiencias? ¿debemos reflexionar sobre la cantidad y calidad de las cosas que pedimos o consumimos? ¿qué importancia le damos a reciclar, reducir y reutilizar?

Educar con el ejemplo

Pero educar es sobre todo dar ejemplo. Los hijos son grandes imitadores y leen que “somos lo que hacemos y no lo que decimos”. Por mucho que les contemos lo que pensamos, es el ejemplo de lo que hacemos del que aprenden.

Ello empieza con nuestros propios actos. Cómo tomamos decisiones y cómo controlamos nuestras acciones es más importante que lo que digamos: ¿compramos cuando necesitamos algo o nos dejamos llevar fácilmente por impulsos? ¿somos proporcionados o despilfarradores, en las compras, en el consumo de luz, agua o aire acondicionado…?  ¿usamos las cosas que compramos o nos cansamos rápidamente de ellas? ¿qué hacemos con lo que no usamos, nos dedicamos a almacenarlo o le damos una segunda vida, regalandolo o facilitando su reutilización?

Y sigue con cómo respondemos a sus peticiones y les enseñamos a distinguir necesidades de caprichos. En definitiva, ser capaces de decirles no, aunque nos cueste más. De esta forma les estaremos ayudando a acostumbrarse a aceptar el no como respuesta y sobreponerse a frustraciones en la vida. Les estaremos preparando para “el mundo real”, dándoles el entrenamiento para autorregularse y distinguir lo que realmente necesitan de los caprichos pasajeros, que les pueden satisfacer a muy corto plazo, pero en el fondo les alejan de las cosas más importantes de la vida. A valorar el esfuerzo y lo que cuestan las cosas. A diferenciar el consumo del despilfarro y valorar el ahorro.

Compras, regalos y usos responsables

Esta importancia de dar ejemplo se traduce en numerosos ejemplos. Ir de compras es un caso claro: ¿qué compramos? ¿por qué? Entender no sólo la necesidad de lo que compramos sino el uso que le damos luego, y si estamos reemplazando o acumulando crea distintas formas de ver el mundo.

De hecho, muchas veces somos nosotros, con nuestra propia conducta o al no poder moderar a los demás, los que creamos un entorno de consumismo y abundancia material innecesaria. El exceso de regalos es un claro ejemplo. Se ha creado una cultura de regalar en exceso, llevando a niños hiperregalados que pierden el sentido del esfuerzo y el premio y se frustran con facilidad. Una paradoja, ya que un regalo puede y debería ser algo mágico y especial.

En ese sentido, es importante compartir con ellos que cada acto de consumo es responsable: qué hay detrás de cada cosa, su historia y consecuencias. Entender cómo se ha fabricado, en qué condiciones, y qué impacto tiene su consumo sobre el medio ambiente, es una forma de hacerles entender que comprar es una decisión con consecuencias sobre el mundo que queremos construir.

Consumir tiene consecuencias

En definitiva, todo acto de consumo, seamos o no conscientes, nos puede hacer más solidarios o sostenibles, dependiendo de la forma en la que se ha producido aquello que consumimos, y del impacto medioambiental que se derive.

Si somos capaces de transmitir estos valores en la educación, nuestros hijos podrán interesarse por el origen y destino de las cosas, y entender que la mejor forma de respetar el planeta está en sus manos, con reglas sencillas: No consumiendo menos de lo que necesitan,  cuidando la cantidad, donde menos es más suele ser la regla de oro. Pero también cuidando la calidad, prefiriendo cosas con mejores calidades y formas de producción, en muchos casos susceptibles de disfrutar varias “vidas”.

Hasta la propia Marie Kondo se ha unido recientemente a esta preocupación por empezar los hábitos de consumo desde la educación con su próxima obra Kiki + Jax, un libro para niños que reflexiona sobre la importancia de valorar las relaciones personales por encima de las cosas.

Cómo se está usando Gratix para educar en el consumo responsable

Estos principios coinciden con los valores que inspiran Gratix y nuestra app es una gran herramienta para convertirlos en realidad. De hecho son nuestros propios usuarios los que todos los días nos enseñan cómo lo están haciendo.  

Una de nuestras mayores satisfacciones ha sido escuchar cómo Gratix está ayudando a padres y madres a enseñar a sus hijos la importancia de reutilizar y ser generosos. De preferir una bicicleta o patinete que está en buen estado para que disfrute una segunda vida a uno nuevo. De compartir los juguetes que ya no usan y están en buen estado con otros niños que los puedan disfrutar. De ser generosos y agradecidos y, una vez que se recibe un regalo, ser ellos los que regalan, acostumbrarse a que cuando entra un juguete sale otro, que acumular no es bueno.

Todas estas historias tienen en común un elemento: la satisfacción de padres y madres en poder dar ejemplo a sus hijos de otro modelo de consumo, más responsable, del que ellos pueden participar directamente y vivirlo en primera persona. Acudir directamente con sus hijos a recoger la bicicleta o el cuento que les regala un desconocido. O de ir a ver a los amigos que se lo regalan y aprovechar para pasar el día con ellos en lugar de ir de compras. O de ser ellos quienes entregan a otro niño la ropa o el juguete que ya no necesitan. Son experiencias que no se olvidan y desarrollan una sensibilidad especial y valores como la generosidad, solidaridad y respeto al medio ambiente.

¿Te podemos ayudar?

Nos encantaría conocer más historias y saber cómo podemos ayudarte a educar en el consumo responsable, sean fuera o dentro de Gratix. Estamos deseando escucharte.

Y si todavía no usas Gratix, piensa en hacerlo en familia y empieza con tus primeros regalos y deseos. Descárgate ya la app para Android o iPhone. Para tus hijos será sin duda una experiencia especial acompañarte a recoger o hacer regalos, divertida y educativa al mismo tiempo. Y les ayudará a crecer en responsabilidad.

Gratix ha ayudado a dar segunda vida a muchas cosas, y a su vez generar experiencias especiales que educan en valores y en el consumo responsable
Gratix ha ayudado a dar segunda vida a muchas cosas, y a su vez generar experiencias especiales que educan en valores y en el consumo responsable