Tus puntos Gratix: Consigue regalos haciendo regalos

Los puntos en Gratix

La filosofía de Gratix se basa en compartir, y en dar las cosas que ya no usamos a quien las puede necesitar. Por lo que nuestro reto es crear una app que lo haga posible. Para facilitarlo en Gratix utilizamos un sistema de puntos. 

Hemos creado un sistema de puntos para facilitar los intercambios, recompensar la generosidad y evitar posibles abusos, en el que puedes ganar puntos regalando que podrás usar para conseguir tus deseos o donarlos. 

Queremos facilitar al máximo la reutilización de las cosas y que todos compartamos, pero a la vez evitar comportamientos insolidarios o que simplemente se basen en la acumulación. Dado que el reto no es sencillo, sabemos que el sistema puede mejorarse y admitimos sugerencias. Contamos con tu ayuda para conseguirlo. Gratix lo hacemos entre todos.  


Qué son y para qué sirven los puntos

Un punto en Gratix es como la ficha que te permite solicitar un regalo. De esta manera se facilitan los intercambios para que todo el mundo pueda acceder a los regalos que han publicado otros usuarios sin abusar de la solidaridad de los demás. Cuando consigues un regalo, ese punto ya se ha utilizado y pasa a la persona que ha cumplido tu deseo, salvo en las excepciones que explicamos más adelante.

Además de los puntos de un uso, que obtienes por distintas acciones en la app, al usar Gratix también contarás con puntos asociados a tu nivel de karma, que una vez usados se vuelven a renovar y te permiten tener siempre puntos en funcionamiento.

En Tus Puntos puedes ver tu saldo e historial

Conseguir puntos en Gratix

Como se explica en el apartado “Cómo conseguir puntos” de la app, se consiguen puntos de distintas formas, que se pueden agrupar en dos grupos: por las acciones que indica la app o asociados a tu karma.


La forma más sencilla de conseguir puntos es cada vez haces un regalo a alguien. En este caso los puntos pasan de una persona a otra. No obstante, hay excepciones en las que no es así: si marcaste tu regalo como urgente porque quieres deshacerte de él en cuanto antes, aceptas no recibir puntos para dar opciones al mayor número posible de personas. O si es un regalo entre amigos.

Hay otras formas de conseguir puntos, como cada vez que concedes un deseo. Además, hay otras acciones con premio en la app, como el invitar a amigos a unirse a la comunidad (conseguirás 3 puntos al registrarse tus 3 primeros amigos con tu código de invitación). Según uses Gratix, podrás recibir puntos extra por sorpresa como respuesta a tus buenas acciones, como crear un grupo de éxito o subir regalos de gran demanda. 

Tu karma te da puntos con súper poderes

Los puntos asociados a tu karma se derivan de tu nivel. Cuando haces buenas acciones, como invitar amigos, publicar regalos o cumplir deseos, este va subiendo. Con cada nivel de karma va asociado un número de puntos constante que se convierte en tu mínimo de puntos. Por ejemplo si tu nivel de karma es 2, siempre podrás tener al menos 2 puntos en uso. 

Los puntos asociados a tu nivel de karma son mucho más valiosos que los demás. Por decirlo de alguna manera, son infinitos. Cada vez que haces una solicitud, reservas uno de estos puntos, y al acabar el proceso, el punto vuelve a ti. En cambio, los puntos normales tienen sólo una vida, y al acabar un proceso se gasta. De esta manera, ¡cuanto mejor karma tengas, más solicitudes de regalos podrás hacer a la vez!

Cómo utilizar mis puntos

Al solicitar un regalo, aparece un -1 en los reservados.

Usa tus puntos para conseguir lo que necesitas. Cuando encuentres un regalo que te interesa solicítalo usando uno de tus puntos. Siempre que vayas a solicitar un regalo, la propia app te indicará el punto que ofreces a la otra persona por su regalo. No necesitas calcular ni preocuparte por el número de puntos que quieres ofrecer, siempre será 1 punto por 1 regalo (o ninguno en las excepciones ya explicadas). Sin necesidad de negociaciones. A menos que te falten puntos, tu petición de regalo será automática. En caso contrario, la app te informará y en cuanto consigas el punto que te hace falta podrás seguir adelante con el proceso.

Los puntos reservados afectan a las dos partes del regalo. Es decir, cuando regalas algo, en el periodo de tiempo desde que aceptas la petición hasta que confirmas la entrega se quedará un punto +1 reservado para ti. No se sumará como tal hasta que la otra persona tenga en su posesión el regalo y te dé las gracias. A su vez, cuando solicitas un regalo, el punto queda retenido como reservado con un -1 y se descontará provisionalmente de tu saldo, haciéndolo definitivamente una vez hayas recibido el regalo.

Y recuerda que en cualquier momento puedes arrepentirte de tu petición y recuperar tus puntos reservados siempre que no se haya producido la entrega. Eso sí, cuando se produzca, sé tan rápido como puedas en confirmarla y agradecer por el regalo, ¡no hagas esperar a quien ha sido generoso contigo!

Los puntos y los deseos

En Gratix no todo es pedir a otros las cosas que han publicado y ya no necesitan. ¡También se cumplen deseos!

Cuando publicas un deseo no estás utilizando puntos. No es como si estuvieras pidiendo a alguien un objeto concreto, sino que estás formulando un deseo, pidiendo un favor al mundo. De esta manera, cuando alguien decide cumplir tu deseo y regalarte lo que has formulado, no se te resta ningún punto de tu saldo. A su vez, la persona que está cumpliendo los deseos de los demás es recompensada por su buena acción. 

Siguiendo nuestra filosofía del karma ‘haz cosas buenas y te pasarán cosas buenas’, al cumplir el deseo de otra persona, ganas un punto como agradecimiento. 

En Gratix somos una comunidad solidaria, y tenemos que ayudarnos entre nosotros. Que nada nos impida dar, pero que tampoco nos impida pedir. 

Marcar regalos como urgentes

Es posible que en ocasiones necesites deshacerte inmediatamente de algo. En este tipo de situaciones, marca tu regalo como urgente; así los demás sabrán que te corre prisa donarlo a otra persona. Al marcar tu regalo como urgente, los puntos dejan de intervenir. Cuando lo regales no se te ofrecerán puntos, ya que das a entender que lo que te importa es buscarle un nuevo dueño en cuanto antes a tu regalo y facilitárselo a cualquiera. De esta forma, la persona que consigue el regalo urgente tampoco necesitará puntos. 

En este caso, el regalo no aparecerá en el histórico de puntos conseguidos, ya que estos procesos no generan puntos. Se quedará marcado en tu historial de regalos únicamente.

La propia app te indica que, al ser amigos, no necesitas ningún punto.

Entre amigos no hay límites

Otra excepción a las reglas anteriores son los regalos entre amigos. Tus amigos son las personas que conoces y con las que hay confianza, por lo que no necesitáis puntos entre vosotros para regular cuántos regalos os queréis hacer. Por lo que cualquier regalo o deseo cumplido entre amigos se hará sin puntos, y no afectará el saldo de ninguno de los dos. Y de igual forma al caso anterior, no aparecerá en tu histórico de puntos conseguidos, solamente en tu historial de regalos,

Que entre amigos no haga falta puntos no debe ser una razón para que solicites amistad a las personas que no conoces y con las que no tienes confianza. Tus amigos en Gratix son normalmente personas que conoces, en muchos casos que os habéis invitado o sabíais que ambos estabais usando la app, personas a las que recomendarías si alguien te pregunta si les hace un regalo. A ellos suelen unirse aquellos con los que has intercambiado regalos, te han hecho sentir bien, quieres seguir cambiando regalos con ellos y los recomiendas a los demás. Pero en ningún caso recomendamos que intentes agregar a personas que no conoces como amigos ni tienes nexos en común en bloque: es una práctica que podría considerarse «spam», resulta molesta para la mayoría y en muchos casos lleva a quejas que pueden llevar a bloquear tu cuenta.

Regalar puntos

Tu solidaridad en Gratix no sólo se manifiesta a la hora de hacer regalos. Si tus amigos se encuentran sin puntos, puedes regalarle los tuyos, al igual que ellos te pueden regalar puntos a ti. Para poder hacerlo, sólo tienes que ir a su perfil y en los tres puntos de la esquina superior escoger ‘Regalar puntos’. 

Solicitar un regalo y regalar.

Recapitulando todas las opciones y variables que hay a la hora de ganar o regalar puntos, vamos a hacer un breve resumen. 

Si eres el que regalas, sumas un punto, a no ser que tu regalo lo hayas marcado como urgente o te lo pida uno de tus amigos. Si has regalado haciendo una oferta para cumplir el deseo de alguien, también ganarás un punto, recompensando tu solidaridad e interés en hacer feliz a los demás.

Si eres el que consigues el regalo, cederás un punto a quien te lo concede, a no ser que el regalo estuviese marcado como urgente o te lo regale un amigo. Si publicas un deseo y alguien te lo cumple, no perderás un punto, ya que alguien ha decidido cumplírtelo por generosidad.

Y recuerda que los puntos son la herramienta que facilita que Gratix funcione pero al final la decisión de regalar es sólo tuya. En Gratix tú siempre decides a quién regalas. Ninguna petición te obliga a aceptarla, aunque ¡regalar sienta muy bien!

Ayudarnos entre nosotros

En Gratix, estamos para ayudamos entre nosotros. Por eso, si tienes cualquier duda o sugerencia sobre nuestro sistema de puntos, no dudes en escribirnos a help@gratix.com o dejar un comentario en esta publicación. Intentaremos contestarte lo antes posible y añadir la explicación a este post, para que así, si a otra persona le surge esa misma duda, pueda consultarlo en nuestro blog cuando quiera.Y si aún no tienes Gratix, ¿a qué esperas? Instálala en tu móvil y empieza a compartir, sea Android o iPhone.